09-11-2000

Por Eva Manethová

Todos los diarios nacionales reflejan el hecho de que Chequia no ha sacado en la evaluación de la Comisión Europea una nota tan buena cómo se esperaba. Mladá Fronta Dnes destaca en su portada que la República Checa ha sido relegada al tercer grupo de candidatos al ingreso a la Unión Europea. El diario publica el ranking de los candidatos según la Comisión Europea del que se desprende que a Chequia se adelantaron Chipre, Malta, Polonia, Hungría y Estonia.

Mladá Fronta Dnes matiza que la clasificación de Chequia en el tercer grupo que comparte con Eslovenia se debe al estado de su economía. El informe de la Comisión Europea cuestiona las estadísticas y las prolíficas declaraciones de muchos políticos nacionales sobre la recuperación de la economía y su crecimiento. El rotativo señala:
"A los ojos de los expertos de Bruselas, la economía checa tiene sus puntos débiles sobre todo en los bancos, en las obsoletas empresas, en los trámites burocráticos relacionados con la fundación de una nueva empresa, en las agujereadas finanzas estatales."

"A la Unión Europea no le gusta el estado en que se halla el sector financiero checo," escribe Mladá Fronta Dnes y prosigue:
"La Comisión Europea ha apreciado el progreso en la privatización de los bancos, pero al mismo tiempo no pudo pasar por alto fraudes y delitos en la Banca y las quiebras de las cajas de ahorro cooperativas. Según los autores del informe, tales fraudes indican la existencia de prácticas comerciales espurias y de insuficiencias que dieron lugar a masivos desvíos de fondos en la economíca checa," señala Mladá Fronta Dnes.

Lidové Noviny opina que la causa del atraso de la República Checa se debe a la actitud reticente de los círculos políticos nacionales ante el proyecto de la integración europea. Los políticos checos cuestionan la burocracia de Bruselas y critican el proyecto del superEstado europeo. Tal postura se refleja en la lenta adopción de leyes proeuropeas- un ejemplo es el rechazo de la reforma de la justiticia- y la aprobación de normas que están en contradicción con las normas comunitarias, como la ley sobre el Banco Central Checo.

Según Lidové Noviny, la clasificación de Chequia en una posición colista es la primera clara advertencia de que el país pueda faltar en la primera ola de nuevos miembros de la Unión Europea.

Los rotativos checos informan sobre las reñidas elecciones presidenciales en los Estados Unidos. Al cierre de sus ediciones se desconocía todavía su ganador. Lidové Noviny publica un análisis partiendo del presupuesto de que se confirme la victoria de George Bush. El diario llama la atención hacia abismo ideológico que separa a los primeros ministros de Gran Bretaña, Francia y Alemania, por un lado, y al conservador Bush, por otro. Lidové Noviny advierte que Bush endurecería la política hacia Europa en el campo comercial y las guerras comerciales del pasado parecerían pequeñas escaramuzas en comparación con los enfrentamientos futuros.

El rotativo Právo destaca en portada que el primer ministro checo, Milos Zeman, canceló el encuentro con su homólogo austríaco, Wolfgang Schussel. Según el diario, le jefe del Gobierno no descartó que el diálogo checo- austríaco sobre la central electronuclear de Temelín pueda reanudarse.

El rotativo Mladá Fronta Dnes vuelve al caso de las novatadas en la Guardia del Castillo que presta servicio en la sede presidencial. Su analista opina que el escándalo en torno a los malos tratos infligidos a los soldados recién incorporados a la Guardia del Castillo por sus colegas veteranos perjudica la imagen y el prestigio del Presidente Václav Havel.

09-11-2000