12-09-2000

Por Eva Manethová

"Amenaza una crisis: El precio del crudo ha vuelto a dispararse". Este dramático título lo podemos leer en la portada del diario Lidové Noviny. El rotativo señala que el crudo norteamericano West Texas Intermediate se vendía a más de 35 dólares el barril, mientras que el crudo Brent, a 34 dólares.

En sus páginas interiores el diario recuerda que en el último año los precios de los carburantes en la República Checa han subido casi un tercio. Entretanto, a diferencia de sus colegas eurooccidentales, los transportistas checos de la asociación Cesmad no preparan protestas contra la subida de los combustibles ya que en Chequia el impuesto sobre el gasóleo es relativamente bajo y su reducción sería portanto inviable.

"La lucha contra las drogas: el éxito depende del dinero." Bajo este título leemos en el rotativo Mladá Fronta Dnes: "La controvertida enmienda al Código Penal que posibilita castigar incluso a una persona en cuyo bolsillo la policía encuentra unos cigarrillos de marihuana, al parecer se mantendrá en vigor. La concepción de la estrategia gubernamental antidroga no cuenta con modificar la norma, adoptada hace un año y medio."

A juicio del jefe de la Comisión Gubernamental Antidroga, Josef Radimecký, al dictar sus veredictos los tribunales deberían tomar en consideración la peligrosidad social de cada una de las drogas. No debe suceder que un narcotraficante sea condenado a pena condicional mientras que por el cultivo de marihuana el reo vaya directamente a prisión.

Josef Radimecký es partidario de promover programas ecaminados a disminuir los perjuicios que los drogadictos se causan a sí mismos. Se trata de proyectos de cambio de jeringas o de disctribución de metadona. Todo depende, sin embargo, del dinero de que disponga la Comisión Antidroga.

El rotativo Ceské Slovo informa en portada que el estado de salud del célebre atleta Emil Zátopek, hospitalizado desde hace una semana, ha empeorado. El paciente permanece en la unidad de cuidados intensivos.

Y necesariamente tenemos que echar una ojeada a los suplementos deportivos ya que contienen interesantes informaciones sobre los Juegos Olímpicos. Právo informa que el primer partido de la selección de fútbol checa en la Olimpíada de Sydney, que disputará contra Estados Unidos, será dirigido por el árbitro brasileño Carlos Eugénio Simon.

Tres días más tarde, los checos se enfrentarán en Brisbane a Kuwait. El árbitro del encuentro, el tunecino Murad Dámí, tuvo una actuación desastrosa en la final del campeonato africano al no reconocer el gol marcado de penalty por un jugador nigeriano y decidir, con ello, la adjudicación del título de campeón a Camerún, señala Právo.

Ceské Slovo publica una curiosidad olímpica, protagonizada por un atleta de origen checo:
Cuando la estafeta con la antorcha olímpica recorría las calles de Canberra, entre los corredores se hallaba también el checo Jirí Vodicka, de 81 años. No fue la primera vez que portara la sagrada llama olímpica: en 1936, al celebrase la Olimpíada en Berlín, le había correspondido recorrer con la estafeta un tramo de 2 kilómetros, cerca de la ciudad checa de Teplice.

El señor Vodicka reside en Australia desde 1951. Cuando su nueva patria organizó por primera vez los Juegos Olímpicos, no tomó parte en la estafeta olímpica, pero estuvo en el escenario de la Olimpiada, la ciudad de Melbourne, donde se entrevistó con uno de sus protagonistas, el fondista Emil Zátopek. El señor Vodicka afirma que no faltará al partido que la selección checa de fútbol disputará en Canberra ya que allí se cuenta con cada hincha, para que apoye al equipo.

12-09-2000