Primer ministro aboga por una reforma más severa del Código Laboral

30-08-2010

Los ambiciosos planes del jefe del Gobierno para reformar el Código Laboral; la crisis que atraviesan las escuelas de idiomas en el país y el bajo nivel del conocimiento de los checos de las normas de tránsito. Éstos y otros temas aparecen en la prensa checa de este lunes.

El jefe del Gobierno, Petr Nečas, considera “poco ambicioso” el proyecto del ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jaromír Drábek, para enmendar el Código Laboral. “Es una enmienda castrada”, dice en Hospodářské Noviny.

Petr NečasPetr Nečas El primer ministro propone introducir reformas más severas, entre ellas, el derecho del empleador a despedir a un trabajador sin causa justificada. “Es obvio que no evitaremos confrontaciones con los sindicatos, que valga la pena pues”, sostuvo Nečas.

El primer ministro también quiere reducir en un ocho por ciento el número de empleados del sector público. Originalmente se preveía que cada ministro decidiría por su cuenta si despedir personal o reducir sueldos, escribe Hospodářské Noviny.

El diario publica además una lista de cambios que el próximo año afectarán negativamente el presupuesto de los hogares checos. Destaca entre ellos el aumento en un 15 por ciento del precio de la energía eléctrica y el incremento en un 10 por ciento del precio de los alimentos.

 

‘Las escuelas de idiomas en Chequia luchan por sobrevivir’, anuncia en portada Lidové Noviny.

Los ciudadanos y las empresas buscan maneras para ahorrar y los cursos de idiomas extranjeros representan gastos que fácilmente se pueden eliminar, coinciden los dueños de las escuelas de idiomas.

Además, hay una gran competitividad. “En el mercado checo abundan los cursos de idiomas y nos resulta cada vez más difícil ganar alumnos”, reconoce Iva Hospodková, del Instituto de Idiomas de Praga.

En la República Checa se registran actualmente 37 escuelas de idiomas públicas. Las privadas nunca se han contado, indica Lidové Noviny.

 

‘El 75 por ciento de los checos no sabe conducir’. Bajo este título, Mladá Fronta Dnes comenta el resultado de un nuevo concurso de la Televisión Checa.

Éste se llama ‘Autoescuela de la Nación’ y los participantes responden en él preguntas relacionadas con las normas de tránsito y reaccionan ante situaciones que pueden ocurrir en las carreteras.

De los 14.000 televidentes que se presentaron al concurso, 11.000 suspendieron la prueba y, si fuera realidad, perderían su licencia para conducir.

Leoš TržilLeoš Tržil “El concurso ha demostrado que los checos no conocen las reglas de un manejo seguro y defensivo de un vehículo y que les gusta arriesgarse”, comenta en Mladá Fronta Dnes el jefe de la Policía de Tránsito, Leoš Tržil.

El periódico añade que el programa gozó de un extraordinario interés entre el público, ya que fue visto por 650.000 personas.

 

La República Checa es uno de los países europeos donde menos pobreza hay, según estadísticas oficiales. La situación pronto podría cambiar, advierte el diario Právo.

La congelación de los ingresos, el aumento del costo de vida y el cambio de la política social del Estado podrían causar un dramático descenso del nivel de vida de la clase media que prevalece en la sociedad checa.

Alrededor del 40 por ciento de las familias checas podrían encontrarse dentro de dos años al borde de la pobreza, ya que no disponen de reservas financieras suficientes para afrontar los cambios, indica el rotativo haciéndose eco de un reciente sondeo de la Oficina de Estadística. Según él, un 40 por ciento de los hogares checos tendría graves problemas para pagar, inesperadamente, una suma de 280 euros.

30-08-2010