Los checos invaden las tiendas en busca de rebajas posnavideñas

El regreso de Pavel Bém a la alta política; los checos invaden las tiendas en busca de rebajas posnavideñas; los caprichos del tiempo decepcionan a los amantes de los deportes de invierno. Estos son algunos de los temas abordados por los diarios checos este jueves.

Pavel Bém, foto: Alžběta Švarcová, Archivo de ČRoPavel Bém, foto: Alžběta Švarcová, Archivo de ČRo El eventual regreso del ex alcalde mayor de Praga, Pavel Bém, a la política es uno de los temas de primera plana del diario Právo.

Después de ser el hombre fuerte de Praga durante varios años, la estrella de Bém se apagó. Escuchas de la Policía Anticorrupción sacaron a la luz los estrechos contactos del político con el polémico empresario Roman Janoušek y la supuesta participación de ambos en negocios que perjudicaron al Estado.

Las escuchas revelaron que Bém y Janoušek eran una especie de personajes intocables que gobernaban Praga a su antojo. El escándalo costó a Bém la pérdida de confianza del líder del gubernamental Partido Cívico Democrático (ODS), Petr Nečas.

Marek Benda, foto: Anna Duchková, Archivo de ČRoMarek Benda, foto: Anna Duchková, Archivo de ČRo El castigo partidista fue interrumpir su militancia en las filas de la formación política y apartarle de la bancada parlamentaria. Desde el punto de vista de la Justicia no ha pasado nada, al menos por el momento.

Compañeros de partido proponen perdonar a Bém y facilitarle que regrese oficialmente a la formación y por ende a la bancada parlamentaria. Por ejemplo el jefe de la facción, Marek Benda, subraya que Bém no fue encausado y que únicamente se enfrentó a una campaña en su contra, orquestada por los medios de comunicación, informa Právo.

 

Foto: Kristýna MakováFoto: Kristýna Maková Las rebajas posnavideñas han puesto en movimiento a un amplio sector de la población, informan casi todos los diarios.

De acuerdo con el periódico Mladá Fronta Dnes, poco a poco empieza a crecer el número de personas que esperan las rebajas posnavideñas para comprar regalos para sus familiares.

A diferencia de Alemania y Austria, donde los comercios permanecieron cerrados, en Chequia las grandes tiendas y centros comerciales abrieron como si de un día común y corriente se tratara, aunque en el país se considera día festivo.

Foto: Tomáš Adamec, Archivo de ČRoFoto: Tomáš Adamec, Archivo de ČRo Las tiendas con productos electrodomésticos se vieron invadidas por miles de personas que compraron, por ejemplo, televisores con descuentos de hasta el 40%.

El diario advierte, sin embargo, que no todo lo que brilla es oro, ya que en algunos centros comerciales las rebajas atañen a modelos viejos, o bien tan sólo se sacan a la venta unas pocas unidades y muchas veces se trata de rebajas fingidas.

La Inspección Comercial (ČOI) recomienda al consumidor precaución y estudiar detenidamente las ofertas de estos días. Inspectores del ente realizarán controles para evitar irregularidades, recuerda Mladá Fronta Dnes.

 

Foto: Marcel Iordan, Stock.xchngFoto: Marcel Iordan, Stock.xchng Otro tema abordado por la mayoría de los rotativos nacionales es el capricho del tiempo. El pronóstico del Instituto Meteorológico se cumplió a cabalidad y el 24 de diciembre las temperaturas ascendieron hasta los 12 grados centígrados en algunas zonas del país.

En Praga desapareció por completo la nieve y las temperaturas fueron más bien primaverales, para alegría de unos y decepción de aquellos que prefieren un paisaje nevado en Navidad.

Cálidas temperaturas se registraron en 32 localidades del país, escribe el diario Lidové Noviny e informa que de acuerdo con los expertos, el fin de semana las temperaturas bajarán a los cero grados, pero volverán a subir el 31 de diciembre.

Foto: Kristýna MakováFoto: Kristýna Maková Los amantes de los deportes de invierno no se muestran muy satisfechos con el pronóstico. La subida de las temperaturas no traerá nueva nieve a las montañas, sino que por el contrario desaparecerá la poca que cubre las pistas para esquiar.

Los dueños de los hoteles de montaña piden nieve a gritos, porque muchas personas han empezado a cancelar sus reservaciones para la celebración del fin del año, matiza Lidové Noviny.