Las cenizas de Kupka permanecerán en Francia

05-10-2012

Las cenizas del renombrado pintor checo František Kupka permanecerán en Francia y la policía confisca centenares de automóviles con documentos falsificados. Eso son algunos temas sobre los que escribe la prensa checa este viernes.

Karel Schwarzenberg en el cementerio Pere Lachaise, foto: Pavla Veličkinová, www.mzv.czKarel Schwarzenberg en el cementerio Pere Lachaise, foto: Pavla Veličkinová, www.mzv.cz El ministro de RR.EE. checo, Karel Schwarzenberg, rechaza los intentos de trasladar los restos mortales del pintor František Kupka desde Francia a la República Checa, indica Mladá Fronta Dnes.

El jefe de la Diplomacia lo dijo este jueves tras rendir homenaje al precursor del arte abstracto en el cementerio Pere Lachaise de París en reacción al esfuerzo de algunos activistas checos de trasladar los restos mortales del artista a la capital checa.

František KupkaFrantišek Kupka “Kupka pasó la mayoría de su vida en París y jamás escribió que tras su muerte quisiera ser trasladado a su país natal. Seguramente preferiría estar sepultado junto a su familia en Francia. Deberíamos respetarlo”, resaltó el ministro en referencia a la correspondencia del pintor adquirida en abril por el Estado checo en una subasta por unos 45.000 euros.

Schwarzenberg se reunió este jueves en París con su homólogo francés, Laurent Fabius, para debatir sobre la situación en Siria, sacudida por la guerra civil.

Francia aboga por una intervención militar en ese país bajo el mandato de la ONU y por la creación de un Gobierno provisional integrado por la oposición. Por su parte, Schwarzenberg se muestra menos optimista en cuanto a tal medida, ya que “la oposición siria es demasiado incoherente”, según opinó.

 

La Policía checa ha confiscado más de 1.300 automóviles inscritos en el registro por medio de documentos falsos, subraya el diario Lidové Noviny.

La Policía de Extranjería y el Cuerpo contra el Crimen Organizado han iniciado una extensa redada y verifican los puestos de registro de vehículos de todo el país, debido al creciente número de delitos relacionados con la venta de automóviles robados.

Hasta la fecha, han confiscado casi 1.700 documentos falsificados. Sin embargo, los controles impactan a muchas personas que compraron el automóvil en un bazar con la buena fe de que se trataba de un vehículo de procedencia legal.

La cifra alarmante se debe al hecho de que la República Checa, a diferencia de otros países europeos, no requiere la prueba de origen de los automóviles importados que podrían poner en evidencia que se trata de vehículos robados.

Una de las armas para combatir tal situación, el nuevo sistema de registro de automóviles, sigue sin funcionar debidamente incluso tres meses después de haber sido puesto en marcha, señala Lidové Noviny.

 

Vladimír Šiška, foto: ČTKVladimír Šiška, foto: ČTK El saliente ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jaromír Drábek, sigue apoyando a su viceministro, Vladimír Šiška, que está en prisión preventiva por sospechas de corrupción, indica Mladá Fronta Dnes.

La policía sostiene que Šiška ofreció a la empresa OKSystem cuatro millones de euros para que la compañía no denunciara el ministerio ante la oficina antimonopolio por no haber convocado licitaciones públicas a la hora de realizar sus pedidos.

El ministro Drábek, que dimitió este miércoles debido al escándalo, sostuvo que se trató de “una negociación comercial estándar y que sigue convencido de la inocencia de su subalterno”.

05-10-2012