La seguridad del Papa se centra en fanáticos religiosos

24-09-2009

La aprobación del presupuesto que incluye un plan para reducir el déficit estatal, la visita del Papa Benedicto XVI y cambios en el sistema de salud son algunos de los temas de la prensa checa de este jueves.

Eduard Janota, foto: ČTKEduard Janota, foto: ČTK “Los políticos llegaron a un acuerdo en relación al conjunto de leyes que intentará reducir el déficit del presupuesto estatal” asegura Lidové Noviny. La resolución fue anunciada por el primer ministro Jan Fischer y apunta a disminuir dicho déficit en unos 2.400 millones de euros.

Para ello, los dos partidos políticos más importantes del país debieron llegar a consenso en una situación de tensión, y ceder cada uno en diferentes áreas. El ministro de Finanzas, Eduard Janota, había anunciado días antes que de no concretarse la aprobación, se vería obligado a renunciar a su cargo.

También Lidové Noviny presenta dos visiones acerca de lo que ha de esperarse para el rubro de la construcción en los próximos 18 meses. La más negativa de ellas estima que para el año 2012 una cuarta parte de los trabajadores habrá perdido su trabajo.

La segunda, más optimista, asegura que de estabilizarse la economía y comenzar a dar signos de desarrollo, la situación para dichos trabajadores comenzaría a normalizarse hacia mediados de 2010. En este caso, podría esperarse incluso un crecimiento de hasta el tres por ciento desde el año 2011.

Mladá Fronta Dnes se refiere también a la visita del Papa Benedicto XVI que tendrá lugar este fin de semana en la ciudades de Praga, Brno y Stará Boleslav. En sus homilías se esperan unas 120.000 personas y cada una contará, además, con 300 agentes de seguridad.

Lubomír Kvíčala, encargado de la protección del líder de la Iglesia Católica, explicó que la mayor preocupación se centra en los fanáticos religiosos que podrían causar disturbios o daños al Papa. La amenaza de un atentado terrorista, dijo, ha sido descartada.

También Mladá Fronta Dnes se ocupa del área de la salud y afirma que los ciudadanos se verán obligados a pagar más por los servicios médicos especiales. Esta medida entrará en vigencia en 2010 junto con otras aún no especificadas.

Eduard Janota, ministro de Finanzas, ha respondido a las críticas de los ciudadanos afirmando que no son capaces de ver que la salud no es gratis ni siquiera en los países más prósperos del planeta.

En este momento, el Estado destina un siete por ciento del presupuesto nacional para el sector de salud, es decir, una cifra cercana al promedio europeo. El dinero se dedica principalmente a hospitales y a subsidios en los medicamentos.

Právo, por otra parte, dedica atención a la comisión creada por el ministro del Interior, Martin Pecina, para una mejor integración de los gitanos en la sociedad. El ministro aseguró que los ataques racistas provienen de grupos específicos y que no representan a la mayoría ciudadana.

Luego de caracterizar a la sociedad checa de tolerante, Pecina pidió a la comunidad gitana realizar un esfuerzo y adoptar ciertas normas de convivencia básicas. Algunas de las facilidades con las que cuenta esta comunidad serán suspendidas, aseguró el ministro.

24-09-2009