La muerte del dictador libio

21-10-2011

La prensa checa informa profusamente sobre la muerte del ex líder libio, Muamar Gadafi. El asesino noruego Anders Breivik inspira a un joven polaco, que estudió en Brno. Los detractores del tabaco pronto respirarán a gusto. Estos son algunos temas abordados por la prensa checa este viernes.

Foto: ČTKFoto: ČTK Las portadas de todos los periódicos nacionales anuncian la muerte del ex caudillo de Libia, Muamar Gadafi. Tras 42 años se termina definitivamente el gobierno dictatorial del coronel Gadafi, que fue acusado de crímenes contra la humanidad e ideó una serie de sangrientos atentados contra el mundo occidental.

El coronel murió a mano de los insurgentes mientras intentaba escapar de su ciudad natal, Sirte, que fue tomada por las fuerzas rebeldes. El diario Lidové Noviny informa que probablemente los dos hijos de Gadafi tampoco lograron escapar de la muerte mientras huían de Sirte.

Toda Libia celebró. Las calles de Bengasi, Trípoli y otras ciudades se llenaron de ciudadanos que coreaban las palabras: dios es grande.

 

El diario Právo informa sobre el estudiante polaco Dariusz Sieczkowsky que, en un comunicado publicado en su página web, amenazó de muerte al decano y a varios docentes de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Masaryk de Brno.

El ex estudiante de dicha facultad hace referencia al asesino noruego, Anders Breivik, y sostiene que entiende sus actos. Sieczkowsky avisa, por medio de Právo que sus declaraciones son en serio y que no son síntomas de una enfermedad mental, sino expresión de su impotencia ante la humillación continua que sufría durante sus estudios.

La Policía reforzó la vigilancia de los edificios de la Universidad Masaryk y averiguó que el ex estudiante se encuentra actualmente en Polonia. Además su página web fue creada en servidores polacos.

 

Tomarse una cerveza con un cigarro será en adelante una costumbre tan solo casera, escribe Mladá Fronta Dnes. Pronto los ciudadanos serán testigos del segundo intento de hacer pasar en el Parlamento la ley antitabaco.

Esta vez su aprobación es claramente más prometedora. Ahora la ley antitabaco no solo es sostenida por el ministro de Sanidad y el jefe de Gobierno, sino ha crecido también el número de sus partidarios en el Parlamento y además la mayoría del público está de parte de los ‘no fumadores’.

El diputado y conocido militante antitabaco, Boris Šťastný, del Partido Cívico Democrático, pretende enmendar la ley en dos fases. Primero quiere que se apruebe la prohibición de entrada de los menores de 18 años en lugares donde se fuma.

La fase número dos de su cambio legislativo, se realizaría a más tardar en el segundo semestre del año 2014, y consistiría en prohibir el tabaco en todos los restaurantes de Chequia.

Las cosas empiezan a moverse poco a poco a favor de los no fumadores. Los legisladores recibieron, por ejemplo, una carta abierta firmada por centenares de médicos, académicos y otras personalidades que llaman la atención sobre la nefasta incidencia del tabaco en la salud de los no fumadores.

 

Psicología del comunismoPsicología del comunismo Mladá Fronta Dnes informa que esta semana se publicó un libro titulado ‘Psicología del comunismo: un sondeo al pasado’ cuyo autor es Jindřich Kabát, ex ministro de Cultura checo. Durante la presentación del libro Jindřich Kabát comentó un acontecimiento que le pasó en uno de sus viajes por extranjero.

Durante un coloquio un estudiante universitario quiso saber dónde emigraron los comunistas checos tras la Revolución de Terciopelo en 1989. “Primero me sentí desconcertado por la pregunta, tuve que explicarle que los comunistas no se fueron a ningún lado, que se quedaron aquí”, dice Kabát y agrega que su libro habla exactamente de ello.

“Escribí sobre cómo funciona una dictadura, cómo el sistema controla al ciudadano. Pero también quise recalcar que primero tenemos que llamar las cosas por su nombre, y solo después podemos seguir nuestro camino. Mi libro a lo mejor podría contribuir a ello”, opina Kabát.

21-10-2011