La mitad de los checos pesa más de lo que debe

26-01-2011

El éxodo masivo de los médicos pone en peligro el tratamiento de los bebés prematuros; aumenta el número de multimillonarios en Chequia; uno de cada cinco checos es obeso. Éstos y otros temas comenta la prensa checa de este miércoles.

Los centros de ginecología y neonatología se preparan para la crisis, anuncia en primera plana Mladá Fronta Dnes.

Las mujeres embarazadas enfrentan una gran incertidumbre por su futuro. Las que darán a luz en los próximos meses no pueden estar seguras de que el hospital que han escogido será capaz de asistirlas.

El motivo es el éxodo masivo de los médicos, previsto para comienzos de marzo. Precisamente la ginecología y la neonatología estarán entre las especialidades más afectadas.

Foto: Oriol Martinez, stock.XCHNGFoto: Oriol Martinez, stock.XCHNG Las mayores dificultades se esperan en los hospitales de Praga, Pilsen, Olomouc y Zlín. Algunas casas de maternidad de estas ciudades han anunciado que se verán obligadas a reducir notablemente sus servicios.

Se teme que la situación lleve al caos a los hospitales afectados y que aumente el número de solicitudes de parto prematuro a fines de febrero, sostiene el rotativo.

 

Petr Nečas y Vít Bárta, foto: ČTKPetr Nečas y Vít Bárta, foto: ČTK Lidové Noviny informa en portada que aumenta el número de personas extremamente ricas en Chequia.

Actualmente se registran en el país unas 17.400 personas que disponen de más de diez millones de coronas checas, equivalentes a 400.000 euros, aproximadamente.

Los analistas prevén que en 2011 su número aumente en 800, alcanzando 18.200 personas, lo que supone un crecimiento dos veces superior al del año pasado.

Vít Bárta, foto: ČTKVít Bárta, foto: ČTK El mayor aumento se registrará entre los gerentes de grandes empresas multinacionales. Los economistas pronostican que hasta 500 de ellos superen este año el límite mágico de diez millones de coronas. El resto de los multimillonarios lo representarán dueños de pequeñas y medianas empresas, según Lidové Noviny.

El ministro de Transportes y antiguo dueño de la agencia de seguridad ABL, Vít Bárta, se disculpó públicamente al primer ministro Petr Nečas, por ocultar que, durante cierto periodo, su agencia había espiado a algunos políticos del Partido Cívico Democrático.

“Señor primer ministro, disculpe que en la entrevista que mantuvimos a fines de septiembre no revelé todos los detalles de actividades pasadas de la empresa ABL”, sostuvo Bárta en declaración para la prensa.

La información sobre actividades ilegales de la agencia fue publicada por el diario Mladá Fronta Dnes, que presentó pruebas de que ABL había espiado a políticos del gubernamental Partido Cívico Democrático en 2006, cuando Bárta dirigía la empresa.

Con la disculpa del ministro de Transportes se ha resuelto otro conflicto que amenazaba el buen funcionamiento de la coalición tripartita, indica Hospodářské Noviny.

 

Por su parte, Právo dedica su atención a los resultados de un reciente estudio realizado por la agencia demoscópica STEM. Según el mismo, uno de cada dos checos pesa más de lo que debe. El 34 por ciento de la población adulta tiene sobrepeso y el 21 por ciento sufre obesidad.

De acuerdo con el informe, el mayor número de obesos, el 26 por ciento, se registra entre la gente del campo. Por el contrario, en ciudades grandes vive un elevado número de personas con peso por debajo de lo recomendable, especialmente entre los menores de 19 años.

Mientras que el número de obesos es más o menos igual en ambos sexos, el sobrepeso lo sufren especialmente los hombres, a pesar de que suelen hacer más ejercicio que las mujeres.

A nivel europeo, los checos ocupan el puesto número 13 entre las naciones más obesas. Los países en los que más se da este problema son Malta, Eslovaquia y Austria. Sin embargo, las estadísticas son poco objetivas, ya que cada país aplica diferentes criterios para determinar la obesidad y el sobrepeso, advierte Právo.

26-01-2011