La fábrica más grande de la compañía Lego estará en Chequia

30-11-2012

Aumentará el precio de los productos sanitarios y medicamentos a partir de enero. Fuertes nevadas complicaron el transporte al oeste del país. En Chequia se fabrica la mayoría de los juguetes de construcción Lego. Nueva ‘Ley Seca’ afectará a los mercados navideños en Praga. Sobre estos temas escribe la prensa checa de este viernes.

Foto: Filip JandourekFoto: Filip Jandourek Muletas, vendas, medidores de presión sanguínea y pañales, entre otros productos sanitarios, se encarecerán considerablemente a partir de enero de 2013, anuncia en su portada el diario Lidové Noviny. El aumento de precios se debe a que los artículos de salud pasarán de la categoría de IVA reducido de 14% a la categoría general de 21%, escribe el diario.

Así lo pide la Unión Europea, que hasta ahora había cedido una excepción para la República Checa en este aspecto y permitía aplicar el IVA reducido a este tipo de productos, escribe Lidové Noviny. “Es una catástrofe”, señala Václav Letocha, de la Asociación de Pacientes con Diabetes. Según Letocha, los enfermos tendrán que pagar cientos de euros más por los medidores de glucosa, entre muchas otras cosas.

El Ministerio de Salud quiere elaborar una lista de artículos sanitarios como sillas de ruedas o bastones para invidentes que podrían quedarse en la categoría reducida de IVA. No obstante, le quedan pocas semanas para hacerlo, advierte el diario.

 

Foto: ČTKFoto: ČTK Fuerte viento e intensas nevadas complicaron el transporte en el oeste y noroeste de Bohemia este jueves, escribe el diario Právo. Camiones permanecieron bloqueados en la autopista que conecta Chequia con Alemania en los Montes Metálicos. En la región de Cheb cayeron sobre los rieles decenas de árboles y causaron grandes retrasos de trenes. Las fuertes nevadas alegraron a los aficionados a los deportes de invierno. Sin embargo, Josef Bulka que dirige los trabajos de rescate en la región de Karlovy Vary no recomienda que la gente vaya a la montaña este fin de semana.

“Por el momento no parece que deje de nevar en las próximas horas y el viento es muy fuerte así que quiero advertir a los esquiadores que los teleféricos no van a funcionar este fin de semana”, dijo Bulka.

 

Foto: Archivo de ČRo 7 - Radio PragaFoto: Archivo de ČRo 7 - Radio Praga Unas 2.000 personas trabajan en la fábrica de Lego en la ciudad de Kladno, cerca de Praga. Desde aquí se exporta uno de los juegos de construcción más populares del mundo a más de 130 países, escribe el diario Hospodářské Noviny. “La fábrica de Kladno es por el momento la segunda más grande en el mundo. Sin embargo, en 2015 será la más grande”, señala el director general de Lego en Chequia, Carsten Rasmussen.

“Este año empleamos a unas 150 personas y el año que viene vamos a necesitar otros 150 ingenieros y obreros”, agrega Rasmussen quien solía dirigir las sucursales de la empresa danesa en Estados Unidos y Hong Kong. La popularidad de Lego está creciendo en los últimos años a pesar de la crisis económica. Los checos gastaron el año pasado en este juego más de 15 millones de euros, indica el diario.Eso se debe según Rasmussen a una exitosa campaña publicitaria y también al hecho de que los juguetes para niños son lo último en lo que la gente quiere ahorrar.

 

Foto: ČTKFoto: ČTK “La ‘Ley Seca’ número dos: el grog o el ponche tienen que desaparecer de los mercados navideños de Praga”, escribe Mladá Fronta Dnes. La ley prohíbe la venta en los puestos callejeros de licores que contengan más de 15% de alcohol, explica Tereza Králová de la Alcaldía de Praga.

Según Králová, no se trata de una nueva normativa sino que las autoridades capitalinas toleraban la venta de licores en los años anteriores. “Este año ya no lo vamos a permitir”, señala Králová. La decisión se debe a la reciente ola de intoxicaciones con alcohol metílico. No obstante, la mayoría de los vendedores en los mercados navideños todavía no conoce la prohibición así que el grog y el ponche se siguen vendiendo en muchos sitios. En los próximos días el alcohol fuerte tendrá que desaparecer de los puestos callejeros. Sin embargo, para calentarse, los checos y visitantes extranjeros podrán comprar vino o hidromiel calientes, concluye el diario.

30-11-2012