Jóvenes de 17 años podrán obtener la licencia de conducir

19-03-2012

El previsto despido de miles de policías; jóvenes de 17 años podrán solicitar la licencia de conducir; los desechos de la fabricación de parabrisas ayudarán a mejorar la calidad de las carreteras. Estos son algunos de los temas a los que la prensa checa dedica su atención este lunes.

Los planificados recortes gubernamentales en los más diversos sectores, obligarán a la Policía a despedir durante los años 2013 y 2014 a unos 10.000 uniformados. Esto podría tener consecuencias fatales para el país, sostiene Právo.

Según un reciente estudio de expertos en seguridad, la reducción del número de detectives y policías que actualmente alcanza unos 39.000, obligará a la Policía a archivar los crímenes en vez de investigarlos. Además, la falta de recursos financieros conllevará el cierre de una tercera parte de las comisarías, indica Právo.

Sobre la falta de recursos en el sector público escribe también Lidové Noviny. Según el diario, las municipalidades tratan de conseguir algún dinero para su presupuesto, lo que tiene como consecuencia que los policías de tránsito amargan la vida a los conductores. Se ha ampliado el número de controles en las carreteras y la aplicación de multas.

 

Los expertos señalan que el brusco incremento del número de conductores multados no significa que éstos cometan más transgresiones a las normas del tráfico. Simplemente la Policía castiga consecuentemente a todos los conductores indisciplinados, especialmente en las ciudades y los pueblos.

El mayor número de multas se aplica a los conductores por violar la velocidad máxima o por no llevar el cinturón de seguridad. Las multas son una fuente segura de ingresos para los presupuesto municipales, afirma Lidové Noviny.

Los jóvenes checos podrán solicitar una licencia de conducir a partir de sus 17 años de edad, escribe Mladá Fronta Dnes. Además de los diputados, el proyecto es respaldado por expertos en transporte por carreteras. Estos afirman que la medida ayudará a reducir el número de accidentes, tal como ocurrió por ejemplo, en Alemania.

La idea es que un adolescente de 17 años que apruebe los exámenes para obtener el permiso de conducir, obtendrá la licencia con la condición de que durante un año tendrá a un tutor a la hora de conducir. El tutor deberá ser un pariente mayor de 30 años que no tenga infracciones de tránsito pendientes.

Los expertos indican que el permiso de conducir para menores de 18 años existe en 16 países de la Unión Europea, entre ellos Alemania, Francia, España y Hungría y que ha dado muy buenos resultados.

El proyecto prevé algunas otras limitaciones para los conductores menores de edad como por ejemplo, que en las autopistas no deberán superar la velocidad de 110 kilómetros por hora y podrán ser privados de la licencia si reúnen ocho puntos penales de los doce en total, por violar las normas del tránsito, apunta Mladá Fronta Dnes.

 

Los desechos de plástico que surgen durante la fabricación de parabrisas y otros vidrios y cristales para automóviles, serán aprovechados en la construcción de carreteras, escribe Hospodářské Noviny.

Este tipo de desechos termina actualmente en los vertederos o las plantas incineradoras. Su nuevo aprovechamiento será posible gracias a un descubrimiento de la Facultad de Transportes de la Escuela Superior Técnica de Praga y su cooperación con la empresa DuPont.

Los investigadores descubrieron que el material de desechos de los parabrisas es capaz de mejorar la calidad, seguridad y longevidad de las carreteras. Protege la carretera de eventuales deformaciones mecánicas y de la influencia dañina del agua.

El proyecto fue uno de los ganadores del concurso sobre la mejor cooperación entre centros educativos y empresas de producción, en su edición del año pasado. Actualmente la aplicación del material está en estado de pruebas, pero ya pronto el proyecto será llevado a la práctica, señala Hospodářské Noviny.

19-03-2012