El desahogo del ex presidente de la Policía

27-12-2010

La última entrevista en funciones del ex presidente de la Policía del país, Oldřich Martinů; otro escándalo de corrupción que afecta esta vez al Ministerio de Defensa; y el duelo entre Petr Čech y Tomáš Rosický este lunes en la liga inglesa. Esos son los principales temas de la prensa checa.

Una Navidad helada en toda Europa. Esa es la principal información de portada de Lidové Noviny, que publica una foto de un árbol navideño congelado y explica que el mal tiempo azotó a todo el continente durante las fiestas.

Colapso en Nochebuena con miles de pasajeros varados en toda Europa, tanto en aeropuertos como en carreteras y vías férreas, agrega el matutino. Además, indica que la situación climática solo empeorará en los próximos días y que para vísperas de Año Nuevo se pronostican hasta menos 20 grados centígrados bajo cero en Chequia. Así que a prepararse.

 

Oldřich Martinů, foto: ČTKOldřich Martinů, foto: ČTK En la que se supone es la última entrevista que dio mientras aún ejercía como presidente de la Policía checa, publicada este lunes por Právo, Oldřich Martinů sostiene que durante toda la polémica que desembocó en su dimisión, nunca se sintió como si de él dependiera el futuro de la coalición de Gobierno.

Cabe recordar que la cabeza de Martinů fue ofrecida para salvar al Gobierno tripartito, tras el escándalo en Medio Ambiente, la moción de censura impulsada por la oposición y el apoyo de última hora de Asuntos Públicos en el Parlamento.

El ministro del Interior, Radek John, principal detractor de Oldřich Martinů, condicionó el apoyo de su partido, Asuntos Públicos, a la caída del presidente de la Policía, lo que Petr Nečas aceptó.

Por eso, no es de extrañar que en la entrevista con Právo, Martinů aproveche de desquitarse. “Decidí renunciar para calmar la situación para que el ministro del Interior designe en el puesto a alguien de su confianza, eso no necesita mucha explicación”, dice el ex jefe policial.

Y aunque no dice claramente que tenía una mala relación con Radek John, lo deja entrever cuando sostiene que con los ministros anteriores se tuteaba, pero que con John nunca lo hizo.

Mladá Fronta Dnes también escribe sobre este tema. En una columna de opinión uno de sus comentaristas afirma que el acuerdo que logró salvar la coalición tripartita, impulsado por el presidente Václav Klaus, fue humillante para el primer ministro, Petr Nečas.

“El jefe de Gobierno tuvo que ceder a las presiones de Asuntos Públicos y aceptar la salida de Oldřich Martinů de la Policía. Además, Nečas está en una muy mala posición, ya que el ministro de Medio Ambiente, que desencadenó todo este conflicto, era uno de sus aliados. Y no hay que olvidar que la lucha anticorrupción era una de las bazas de este Gabinete”, indica el periódico.

 

Mladá Fronta Dnes también se encarga de destapar otro escándalo de corrupción, esta vez en los concursos para las empresas de limpieza destinadas al Ministerio de Defensa.

El diario indica que tres ex agentes de la policía anticorrupción fueron quienes decidieron en los contratos de los servicios de limpieza de ese Ministerio. Y que, precisamente, las empresas que ganaron no fueron las más baratas o convenientes, sino las más caras.

El Estado habría perdido unos cuatro millones de euros debido al accionar dudoso de estos personajes, suscribe el matutino. Se trata de los ex funcionarios policiales Roman Hošta, Jan Paluska y David Průša, quienes influyeron para que las empresas más caras se llevaran los contratos.

A Mladá Fronta Dnes le llama la atención que Jan Paluska en su anterior puesto, como agente anticorrupción, fuera uno de los encargados de investigar el súbito enriquecimiento del ex primer ministro socialdemócrata Stanislav Gross.

 

Tomáš Rosický, foto: ČTKTomáš Rosický, foto: ČTK Tomáš Rosický contra Petr Čech. Todas las páginas deportivas del día destacan el duelo entre dos de las máximas figuras del fútbol checo, en el partido que juegan este lunes el Arsenal contra el Chelsea, en Londres, por la liga inglesa.

Hospodářské Noviny, por ejemplo, hace hincapié en que este año Rosický va en pos de su primer título con el Arsenal, algo que no le apremia a Petr Čech, que ya tiene siete con el Chelsea, entre ligas y copas.

“Me gustaría ganar algún trofeo con el Arsenal, esa es una de mis metas esta temporada”, sostiene Rosický, el habilidoso volante checo, en el matutino.

Y aunque Petr Čech seguramente será de la partida en el encuentro que cierra la jornada de fútbol navideña de la liga inglesa, Rosický lo tiene más difícil.

No figura en el once titular y ya se habla sobre un posible cambio de aires en el mercado invernal de traspasos que se abre próximamente. Y aunque Rosický preferiría quedarse en el Arsenal y ganar al menos un título, el que sea, él no tiene la última palabra.

27-12-2010