El Che Guevara vivió cinco meses en Ládví

22-01-2010

‘El Ministerio de Finanzas controlará a empresas estatales’, ‘Mujeres checas visitan al médico con más frecuencia que los hombres’ y ‘Nuevas revelaciones sobre el Che Guevara en Checoslovaquia’, son algunos de los temas del resumen de la prensa checa.

La Facultad de Derecho de Pilsen vuelve a ocupar la portada del diario Mladá Fronta Dnes. La universidad ha recibido la autorización para invalidar los títulos a los graduados que presentan irregularidades en sus estudios. Ello podría causar graves problemas a la justicia checa, ya que entre los casos controvertidos aparecen los nombres de fiscales, abogados y jueces que están ejerciendo su profesión.

El diario económico Hospodářské Noviny señala que a partir de la próxima semana se realizarán controles en ocho empresas estatales. El objetivo del Ministerio de Finanzas es comprobar cómo funcionan los consejos de supervisión de las compañías con participación del Estado. En la lista de los examinados figuran el gigante energético checo ČEZ, el Aeropuerto de Praga y los Bosques República Checa.

El periódico Právo informa que las mujeres checas velan más por su salud que los hombres. Según un sondeo de la Oficina de Estadística de Sanidad, las mujeres visitan los consultorios de especialistas 2,5 veces más a menudo que los varones. Mientras tanto los hombres descuidan los exámenes preventivos y se dirigen a un médico sólo en caso de urgencia.

Mladá Fronta Dnes trae nueva información sobre la estadía del Che Guevara en la Checoslovaquia comunista. Después de investigar en los archivos y entrevistar a los testigos de la época, los reporteros confirmaron que el revolucionario argentino, camuflado y bajo otro nombre, vivió desde marzo hasta julio de 1966 en una casa residencial en la localidad de Ládví, a unos 20 kilómetros al sudeste de Praga. Le acompañaba su amante, la agente de Alemania Oriental Tamara Bunke, conocida como Tania.

La casa, que cambió de propietario en 1978, fue una de las viviendas de conspiración utilizadas por el entonces servicio de Inteligencia checoslovaco. Mladá Fronta Dnes escribe que para Guevara fue el peor período de su vida. “Todo aquí es aburrido, gris y sin vida. Esto no es un socialismo sino su fracaso. Praga entera es como una sala del Titanic”, apuntó Guevara sobre su estancia en este país.

Por su parte, Hospodářské Noviny señala que la policía investiga si los servicios secretos de la Checoslovaquia comunista participaron en el secuestro del ex primer ministro italiano Aldo Moro en 1978. Existe la sospecha de que cerca de Karlovy Vary se encontraba una base para el entrenamiento de los terroristas de las Brigadas Rojas.

Michal Březina, foto: ČTKMichal Březina, foto: ČTK El periódico deportivo Sport publica una foto del patinador artístico checo Michal Březina que ocupó el cuarto lugar en el Campeonato Europeo de Tallin y se impuso así claramente a su compatriota, Tomáš Verner, favorito de la competencia, quien terminó décimo.

22-01-2010