El 40 por ciento de los niños nacidos en 2009 son de madre soltera

16-03-2010

La agresiva precampaña electoral que vive la República Checa, la tendencia a tener hijos sin casarse o el éxito de ventas de Škoda son algunos de los temas de la prensa checa de este martes.

Jiří Paroubek y Michal Hašek, foto: ČTKJiří Paroubek y Michal Hašek, foto: ČTK Mladá Fronta Dnes llama la atención en portada sobre la mayor agresividad de la precampaña electoral. Ahora los partidos no tienen escrúpulos de acusarse mutuamente de infringir la ley.

Por ejemplo, el Partido Cívico Democrático está haciendo inserciones publicitarias contra la candidata socialdemócrata Olga Zubová, con el eslogan “Corrupción por corrupción”. Los socialdemócratas atacan a sus rivales políticos con el título “Hemos robado durante tres años”, por poner solo dos ejemplos.

Y siguiendo con política, Lidové Noviny se hace eco en primera plana de la promesa del líder socialdemócrata, Jiří Paroubek, de hacer los cambios necesarios para alcanzar el nivel de vida de la vecina Alemania en un plazo de 15 años.

El periódico refleja la opinión de varios economistas, que unánimemente califican el hecho como un pequeño milagro y mera propaganda electoral. El encargado de finanzas del partido, Bohuslav Sobotka, resalta, sin embargo, que una sociedad tiene que marcarse grandes retos si quiere prosperar, aunque a primera vista no parezcan realistas.

 

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea Por su parte, Právo informa sobre el descenso del número de casamientos en la República Checa. En 2009 hubo solo 47.800 bodas, la cifra más baja desde la independencia de Checoslovaquia, en 1918. Esto no está reñido con el aumento demográfico, de hecho el crecimiento vegetativo del año pasado fue de 10.900 personas.

La tendencia es tener los hijos sin contraer matrimonio. El 40 por ciento de los niños nacidos en 2009 lo hicieron de madre soltera. También aumentó la edad media en la que la mujer da a luz por primera vez, hasta llegar a los 27,4 años.

 

Hospodářské Noviny comenta en sus páginas económicas el triunfo relativo de Škoda Auto respecto a su compañía hermana Volskwagen. En la República Checa los škodas se vendieron bastante más que los volkswagen de su misma categoría, lo cual, tratándose de empresas del mismo consorcio, es calificado en el mundo del motor como canibalismo.

En Škoda niegan que hagan la competencia a sus hermanos alemanes y aseguran que sus automóviles tienen compradores diferentes, con un nivel adquisitivo menor. Y de hecho las mayores diferencias de ventas se dan con los modelos de menor categoría. En 2009 se vendieron en Chequia más de 17.000 Škoda Fabia y solo 2.400 Volkswagen Polo.

16-03-2010