Desde el miércoles se busca a la pequeña Anna

15-10-2010

La desaparición de una niña de 9 años en Praga, lo que se han gastado los partidos políticos en la campaña electoral para las elecciones locales y al Senado y el regreso a Chequia del avión de Jan Antonín Baťa son algunas de las noticias de la prensa checa de este viernes.

Foto: ČTKFoto: ČTK Unos cien policías buscan a una niña de nueve años, desaparecida en extrañas circunstancias el pasado miércoles en el norte de Praga cuando volvía de la escuela, escribe Mladá Fronta Dnes.

Sobre las 13:00 horas de ese día la vieron por última vez unos albañiles en la calle. Dos horas después, su familia, que reside en el barrio de Troja de Praga, avisó a la Policía de la desaparición.

Desde entonces la Policía no ha dado con la menor, llamada Anna, de 1,25 metros de altura y de pelo rubio. El efectivo de búsqueda cuenta desde el jueves con perros policías y un helicóptero equipado con sensores térmicos.

Las últimas pistas encontradas datan de poco después de la desaparición de Anna, cuando la Policía halló su mochila y un bote de agua de la menor.

 

En política, con la celebración de las elecciones locales y al Senado, concluye la campaña electoral más cara de la historia, publica Hospodářské Noviny.

El hecho de que coincidieran en el mismo año con las elecciones parlamentarias ha hecho que los partidos se encontraran en campaña electoral durante más de 12 meses. Los gastos desde enero hasta ahora son calculados por la agencia Kantar Media entre los 40 y los 45 millones de euros.

Los políticos, que promueven en sus programas recortes de presupuesto de todo tipo, quieren también poner un límite a estos gastos, para que no se siga desarrollando esta espiral.

El partido que más lleva gastado según el estudio es el Socialdemócrata, con más de 19 millones de euros. Le sigue el Partido Cívico Democrático con 12 millones y medio. Asuntos Públicos es la tercera formación que más ha desembolsado con algo menos de 4 millones de euros.

 

Lockheed L-10 Electra, foto: ČTKLockheed L-10 Electra, foto: ČTK Vuelve a Chequia después de 71 años el avión Lockheed L-10 Electra en el que el empresario Jan Antonín Baťa dio la vuelta al mundo antes de la Segunda Guerra Mundial.

El avión estará desde el año que viene expuesto en el museo del aeródromo de Točná, en Praga. Las autoridades checas han terminado por convencer al multimillonario norteamericano que lo poseía, Jim Almond, para que lo vendiera.

Almond, mecenas de los republicanos norteamericanos no tenía ninguna intención de deshacerse de él,Jan Antonín BaťaJan Antonín Baťa pero el senador y último candidato del partido a presidente de los Estados Unidos, John McCain, se lo pidió personalmente durante la campaña electoral, dando un giro total a las negociaciones, escribe Mladá Fronta Dnes.

El Ministerio de Cultura lo declarará monumento técnico cultural. Fue fabricado para Amelia Earhart, la primera mujer en cruzar el Océano Atlántico en avión, dice Právo.

El aparato fue después comprado por el empresario checo Jan Antonín Baťa, que con él se convirtió en el primero y, hasta ahora, único checo que ha dado volando la vuelta al mundo. También fue el único avión checo que no cayó en manos alemanas durante la Segunda Guerra Mundial.

 

En tenis, escribe el diario Sport, Tomáš Berdých, a pesar de haber caído eliminado en tercera ronda del torneo de Shangai, se aseguró subir hasta la sexta plaza de la tabla ATP de los mejores jugadores del mundo, lo más alto que ha logrado hasta la fecha el tenista checo.

15-10-2010