Científicos checos crean sustancia química capaz de combatir el cáncer

30-07-2012

Científicos checos han creado una sustancia química que ayudará a combatir el cáncer; un nuevo proyecto pide que las bicicletas circulen con matrículas; el ciclista Roman Kreuziger prefirió no competir por una medalla olímpica para no ofender a su compañero Aleksandr Vinokurov. Sobre estos temas sobre los que escribe la prensa checa este lunes.

Un equipo de expertos checo-noruego ha creado una sustancia química que podría contribuir notablemente al tratamiento de cáncer de colon y de hígado y de leucemia, indica el diario Právo.

La nueva materia sintética es capaz de frenar la proliferación de tumores en el organismo y renovar el funcionamiento de las células dañadas.

Sin embargo, los expertos tardarán años en poder poner en práctica los resultados de su trabajo y crear un remedio para el tratamiento del cáncer debido a los escasos medios financieros de los que disponen.

“Ahora es necesario hallar a un inversor fuerte que ampare el proceso de desarrollo del medicamento”, indicó uno de los integrantes del equipo Ondřej Machoñ.

 

Un proyecto elaborado por el Ministerio de Transportes supone introducir un período de prueba de un año para los flamantes poseedores de carné de conducir, escribe el diario Mladá Fronta Dnes.

Dentro de ese período, la Policía podría quitar el permiso de conducir al que sume ocho puntos penales, mientras que el límite habitual es de 12 puntos.

En caso de perder el carné, el solicitante tendría que pasar de nuevo el examen. Los expertos esperan que esa medida ayude a aumentar la seguridad en las carreteras del país, indica Mladá Fronta Dnes.

 

Mientras que Lidové Noviny escribe que algunos expertos proponen introducir una nueva ley según la cual cada bicicleta debería llevar obligatoriamente una matrícula, al igual que automóviles o motos.

Los autores del proyecto esperan que la Policía así pueda penalizar con más eficacia las infracciones cometidas por ciclistas no disciplinados, asegura el diario.

 

Foto: ČTKFoto: ČTK El ciclista Roman Kreuziger no representó en Londres a la República Checa sino a su equipo kazajo Astana, escribe con tono indignado el diario Hospodářské Noviny.

En la prueba olímpica de ciclismo en ruta, el mejor ciclista checo se resignó a entrar en la lucha por las medallas para no competir contra su colega del Astana, Aleksandr Vinokurov.

El checo pasó por alto la posibilidad de perseguir al kazajo que triunfó gracias a una escapada que protagonizó en la última fase de la carrera. Una vez terminada la prueba, el checo dijo que sería “descortés” tratar de superar a su compañero de equipo.

Es como si en un partido de fútbol entre Chequia y España el arquero Petr Čech considerara “descortés” intentar parar un penal a Fernando Torres, ya que ambos juegan en el Chelsea, subraya el diario.

30-07-2012