Checos gastarán menos dinero en regalos navideños

21-12-2009

Las modestas compras navideñas, las previsiones de la economía para el 2010 y las estafas en cuanto a los exámenes de idioma checo para extranjeros que piden permiso de residencia permanente, son algunos de los temas que trata la prensa checa este lunes.

Navidades más pobres, los checos piden menos créditos. Bajo ese título el diario Lidové Noviny indica que los checos gastarán mucho menos dinero que el año pasado en regalos navideños debido a la crisis económica.

Este año sólo un seis por ciento de los checos pedirán un crédito para comprar regalos navideños y la suma gastada no superará en general los 400 euros, según se desprende de un sondeo realizado por la agencia GfK entre miles de encuestados.

Mientras que en 2009, casi un 20 por ciento de los checos pidió un crédito de hasta 1.200 euros para las compras navideñas, este año el número de ciudadanos dispuestos a gastar semejante suma no superará el dos por ciento.

La mayoría de los encuestados, más del 40 por ciento, gastarán por los regalos unos 200 euros. Los checos andan con más precaución y no derrocharán el dinero inútilmente por tener miedo de perder el trabajo debido a la crisis, explica el diario.

La situación económica del país va mejorando, pero las empresas no contratarán por el momento a nuevos empleados, indica Mladá Fronta Dnes.

La tasa de desempleo, que hoy día roza el 10 por ciento, empezará a reducirse tan sólo a mediados del próximo año, cuando se espera que mejore la situación económica. La economía tendrá que subir en un dos por ciento para impulsar a las compañías a subir el número de sus empleados, coinciden los expertos.

El número de extranjeros que piden permiso de residencia permanente se ha reducido debido a su temor al examen de idioma checo obligatorio, indica Právo.

Desde octubre de 2009 las reglas para conseguir el permiso son más severas e incluyen el test de idioma. Unos 30.000 extranjeros han cumplido este año las condiciones necesarias para pedir el permiso de residencia, pero ni siquiera cuatro mil de ellos acudieron al examen de checo. De esta cifra, un 20 por ciento de los solicitantes no han pasado al final la prueba, escribe el periódico.

El periódico advierte que este sistema ha abierto espacio para la corrupción. Han surgido empresas que ofrecen a los extranjeros certificados falsificados del test escolar, funcionan como mediadores para sobornar a los profesores o envían al examen a un sustituto capaz de pasar el examen en vez de la persona que solicita el permiso.

21-12-2009