Cervecerías checas viven la peor crisis de su historia

18-03-2010

Helicóptero checo en Afganistán sufre accidente; disminuye el consumo de la bebida nacional checa; el manuscrito más valioso de Chequia se expone en el Castillo de Praga. Estos y otros temas acaparan la atención de la prensa checa de este jueves.

Mladá Fronta Dnes escribe en portada sobre el gran susto que sufrieron los diez militares checos pasajeros del helicóptero Mi-171Š que viajaban el pasado 23 de febrero entre Baghram y Shank, en Afganistán.

El piloto juzgó mal la altura y chocó con la rueda derecha del helicóptero contra una duna de arena. “Fue un milagro que todos salieron ilesos”, comentó Jiří Verner, jefe de un equipo de expertos enviado por el Ejército checo a Afganistán para investigar el caso.

“El piloto fue informado sobre el riesgo de un posible ataque con cohetes pero, de todas formas, fue un error bajar con el helicóptero a menos de 15 metros del suelo”, sostuvo Verner.

A pesar de que fue un error grave, no rodarán cabezas. “Hemos analizado bien el accidente e instruido a los pilotos para prevenir que se repita en el futuro”, afirma el ministro de Defensa, Martin Barták, en Mladá Fronta Dnes.

 

Lidové Noviny. Los bares y restaurantes del país afrontan graves problemas económicos. Cerca del 10 por ciento de ellos fueron cerrados el año pasado por haber perdido la clientela.

También las cervecerías se encuentran en una situación difícil. Después de varios años de crecimiento, sus ventas cayeron el 4,5 por ciento en 2009, según datos de la Asociación de Cervecerías Checas.

Los motivos son dos: por un lado, los impactos de la crisis económica y, por otro, el aumento en un 33 por ciento del impuesto al consumo de la cerveza a partir de enero de este año, indica el matutino.

 

El manuscrito más valioso del país, el Código Jenský, se expone en estos días en la Caballeriza Imperial del Castillo de Praga, informa el diario Hospodářské Noviny.

Código Jenský, foto: ČTKCódigo Jenský, foto: ČTK El libro, de 120 páginas de texto teológico con abundantes ilustraciones, se expone sólo en ocasiones especiales, debido a su gran sensibilidad a la luz y la temperatura.

El Código fue elaborado por los utraquistas checos en la segunda mitad del siglo XV. Durante más de tres siglos fue depositado en la biblioteca de la ciudad alemana de Jena. De ahí deriva su nombre. En 1951 llegó a Checoslovaquia, regalo oficial del presidente alemán Wilhelm Pieck a su homólogo checo Klement Gottwald.

En el marco de la muestra ‘El Arte de la Reformación Checa’, se expondrá en el Castillo de Praga durante dos semanas, para volver después a los depósitos del Museo Nacional, escribe Hospodářské Noviny.

 

Y terminamos el resumen de la prensa con el diario Právo. Éste informa que en la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga culminan los preparativos para la Feria de la Semana Santa.

Como todos los años, ofrecerá a los visitantes un amplio surtido de los productos de artesanía popular, así como un interesante programa cultural, destaca Právo.

18-03-2010