Catástrofe nuclear en Fukushima provoca dudas en Europa sobre la energía nuclear

30-03-2011

Europa adopta una postura escéptica frente a la energía nuclear después de la catástrofe en Japón; los ciudadanos a los que les han robado un coche ya no lo quieren de vuelta; castillos y palacios en Chequia se reabren a los turistas. Estos son algunos de los temas abordados por la prensa checa este miércoles.

La central nuclear de Fukushima, foto: ČTKLa central nuclear de Fukushima, foto: ČTK La avería en la central nuclear japonesa de Fukushima ha provocado temores en Europa y el resto del mundo frente a los peligros que conlleva el aprovechamiento de la energía nuclear, escribe Hospodářské Noviny.

El diario publica una entrevista con Martin Roman, jefe de ČEZ, la mayor empresa energética en Chequia. Roman afirma que el miedo frente a la energía nuclear y los planes de algunos países europeos para el cierre de las centrales de ese tipo favorecerán a Rusia.

La cantidad de energía que proporcionan las centrales nucleares no podrá ser reemplazada con fuentes renovables. En caso del cierre de las centrales nucleares, no existe otra alternativa que incrementar el aprovechamiento del gas y del carbón.

Y si Europa sigue manteniendo el alto precio de los permisos de emisión, y no se incrementan los límites permitidos para la extracción del carbón, saldrá ganando Rusia, ya que los estados europeos dependerán de sus suministros de gas, destacó Roman.

En la entrevista para Hospodářské Noviny, el jefe de ČEZ insistió en que, de respetarse las necesarias medidas de seguridad, las centrales electronucleares representan la fuente de energía más viable para el futuro.

 

La mayoría de las personas a las que les han robado su automóvil, ya no quieren su coche de vuelta cuando la Policía lo encuentra, afirma Právo.

Los afectados prefieren quedarse con el dinero que les retribuyen por el robo las aseguradoras y se compran un automóvil nuevo. La mayoría de los coches robados y nuevamente encontrados llegan a ser vendidos así en subastas públicas, organizadas por las aseguradoras.

Según Právo, el año pasado fueron robados en Chequia más de 13.000 automóviles. La Policía logra encontrar entre un 20% y un 30% de los coches. Los automóviles de mayor categoría son vendidos a Ucrania y Rusia y un 60% de los vehículos sustraídos suelen ser desmontados y vendidos como piezas de repuesto.

 

Este fin de semana los castillos y palacios nacionales reabrirán sus puertas a los turistas después de haber permanecido cerradas durante el invierno, informa Mladá Fronta Dnes.

La mayoría de los castillos amplió los horarios de las visitas este año hasta las seis de la tarde, mientras que antes se cerraban a las cuatro, señala Mladá Fronta Dnes.

30-03-2011