Baja el poder adquisitivo de los checos

05-12-2012

Los productos en el mercado nacional son cada vez más caros a pesar de la crisis; adolescentes de 16 años admiten que consumen alcohol los fines de semana; entregan los premios a los mejores fabricantes nacionales; los checos recobran la costumbre de consumir carne de caballo. Estos son algunos de los temas que aparecen en la prensa checa este miércoles.

Foto: Archiv de ČRo 7Foto: Archiv de ČRo 7 Los precios de los alimentos continúan aumentando, mientras que el poder adquisitivo de los ciudadanos va disminuyendo por culpa de la inflación. Los economistas sostienen que semejante situación no se había registrado en el país desde 1998, afirma Lidové Noviny.

Por el mismo sueldo, los ciudadanos pueden comprar actualmente menos que antes. Esto se debe, además de la inflación, al incremento del precio de los cereales y las energías. Mientras que los salarios se incrementaron en el tercer trimestre en un 1,4% en comparación con el trimestre anterior, la inflación alcanzó el 3,3%.

Foto: Archiv de ČRo 7Foto: Archiv de ČRo 7 Además, por razones climáticas, los agricultores locales perdieron este año alrededor del 60% de la cosecha de cereales. A consecuencia de ello, en las últimas semanas subió bruscamente el precio de la harina, el pan y otros productos.

Un alza de los precios se registra igualmente en los productos lácteos y algunos otros. Según los analistas, debido a que los ciudadanos compran menos por falta de dinero, los precios de los productos seguirán incrementándose, empeorando aún más la situación de los consumidores. Parece ser un callejón sin salida y hay que confiar en que los economistas sepan cómo salir de él, señala Lidové Noviny.

 

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea Una quinta parte de los adolescentes checos de 16 años reconocen que consumen bebidas alcohólicas con sus amigos los fines de semana, escribe el matutino Právo, remitiéndose a un reciente informe del Centro Nacional de Monitoreo de Drogas. El año pasado fallecieron 162 personas en Chequia por intoxicación con alcohol, de las que un alto porcentaje eran menores de edad.

Foto: Kristýna MakováFoto: Kristýna Maková El informe revela que el 21,3% de los estudiantes de enseñanza media consumieron más de cinco vasos de cerveza, vino o aguardiente en más de tres ocasiones durante el último mes. El 66% de los muchachos y el 50% de las niñas son consumidores regulares de alcohol.

Estas alarmantes cifras sitúan a Chequia en uno de los primeros lugares a nivel europeo en cuanto al consumo de alcohol en menores. Según los especialistas, el problema radica en que la sociedad checa es muy benévola frente a este tema y la mayoría de los ciudadanos no considera el alcohol como una especie de droga, indica Právo.

 

David Smetana, foto: ČT 24David Smetana, foto: ČT 24 Hospodářské Noviny informa de una encuesta sobre los mejores fabricantes nacionales, que ha sido organizada por séptima vez consecutiva por ese matutino. En el concurso participaron este año 3.055 empresarios y 3.315 compañías.

El título de Empresa del Año fue para la compañía de producción de motores aéreos Primera Fábrica de Maquinaria, de Velká Bíteš. Por su parte, el agricultor David Smetana, de la región de Hradec Králové, se ha merecido el título de Empresario del Año.

Sobre el ganador en las dos categorías decidió un jurado especializado integrado por empresarios, economistas, agricultores, periodistas y abogados. Los resultados de la encuesta fueron dados a conocer este martes en Praga en una ceremnia en la que también se hizo entrega de los premios, señala Hospodářské Noviny.

 

Foto: Archiv de ČRo 7Foto: Archiv de ČRo 7 La carne de caballo vuelve a los comercios checos, leemos en Mladá Fronta Dnes.

El diario señala que esta carne era muy popular en Chequia hasta la primera mitad del siglo XX, pero posteriormente fue reduciéndose la demanda y la carne de caballo fue desapareciendo de la cocina checa, siendo reemplazada por las de res y cerdo.

Foto: Jiel Beaumadier, Wikimedia Creative Commons 3.0Foto: Jiel Beaumadier, Wikimedia Creative Commons 3.0 Algunas redes comerciales comenzaron a vender hace poco carne de caballo importada de países de América Latina. Los comerciantes están convencidos de que, debido a su alta calidad, delicioso sabor, se abrirá pronto camino entre los consumidores checos.

Además, un kilo de carne de caballo cuesta una tercera parte del precio de un kilo de lomo de res, lo que en estos tiempos de crisis puede ser otro de los impulsos para el esperado crecimiento de la demanda de este tipo de carne y los embutidos preparados de ella, sostiene Mladá Fronta Dnes.

05-12-2012