Un domingo español en Praga

08-10-2009

Clases de español para los niños, un partido de squash, una excursión en bicicleta, una comida típica, ver un partido de la selección... Este puede ser un domingo cualquiera para los miembros de la Asociación de Españoles en Chequia (AEC). En Radio Praga hemos hablado con Maribel T., vocal de la directiva y profesora.

Maribel T.Maribel T. De una reunión informal entre españoles surgió la idea de unirse y poner en marcha la Asociación de Españoles en Chequia. Entre ellos se encontraba Maribel, actual vocal de la directiva y profesora del aula de español de los domingos.

“Empezamos a hacer reuniones y al final queríamos hacer un aula para niños, pero para que funcionara oficialmente tuvimos que asociarnos, todo había que solicitarlo a través de una organización con sus estatutos, por eso surgió la asociación”. Ofrecer asesoramiento a los españoles que acaban de llegar al país, instaurar clases de español para los niños, realizar actividades deportivas y culturales, son algunos de los objetivos para los que nació la asociación.

“También hacemos excursiones familiares de fin de semana, con fines culturales o simplemente lúdicos. Hemos ido a la televisión checa, a algunos museos, alguna acampada, tenemos citas deportivas, hay una liguilla de squash, salidas en bici o a esquiar, se intenta hacer futbito, incluso se queda a ver partidos de España”.

Maribel resalta que esta organización no existiría sino fuera por la solidaridad de sus miembros. Son 20 familias las que actualmente pagan su cuota y colaboran voluntariamente en la organización de las diversas actividades. Tras tres años en funcionamiento, este organismo aspira a encontrar más patrocinadores, ya que hasta ahora sólo cuentan con la empresa española de baños Roca.

“El Ministerio de Cultura checo nos dio en una ocasión una subvención por organizar un teatro infantil con la colaboración de Luces de Bohemia. El actual agregado tiene interés pero hay limitaciones presupuestarias y a nosotros no nos llega el dinero. Si que hemos tenido apoyo material y nos han concedido una biblioteca infantil y está bastante bien. El Instituto Cervantes no dio material, camisetas para los niños...”

Ampliar el número de socios es ahora uno de los principales propósitos de la Asociación. Sobre todo atraer a españoles jóvenes con una oferta más completa en actividades.

“Por eso hemos puesto actividades de otro tipo como el squash, que ha atraído a mucha gente los domingos. Y queremos hacer a parte de lo de las cenas, cosas deportivas, bici, fútbol, clases de flamenco, pilates aeróbic, cosas diferentes también para mayores”.

Maribel, casada con un checo, se instaló en Praga hace cinco años con sus dos hijos. Afirma que fue a ella a la que más le costó adaptarse, ya que tardó más tiempo en aprender el checo. Sobre la idea de regresar a España, dice que siempre está ahí, de fondo, pero pocas veces se hace presente.

“Cada año nos lo planteamos y vemos a ver como está el panorama, y dicen que ahora en España no están bien las cosas así que para que vamos a ir”. Sólo aquellos que viven lejos de su patria, pueden entender la importancia de que exista una Asociación como la de Españoles en Chequia, un lugar en el que puedes llegar a sentirte más cerca de casa.

Más información sobre la Asociación de Españoles en Chequia en la siguiente página web: aechequia.cz/

08-10-2009