Panameños celebran en Praga los 107 años de su país

12-11-2010

El 3 de noviembre pasado Panamá cumplió 107 años de vida independiente, separada de la Gran Colombia. Por eso, este sábado, los panameños residentes en Chequia se reunirán en el bar Casa Andina para celebrar e invitan a sus amigos checos a que se unan a la fiesta. Hablamos con Carlos Tejedor, uno de los organizadores de la actividad.

Carlos Tejedor, foto: Gonzalo NúñezCarlos Tejedor, foto: Gonzalo Núñez Los panameños residentes en Chequia se juntan este sábado para celebrar el aniversario de la independencia de su nación. Será una fiesta que durará todo el día, con música en vivo, comida típica y mucho ron Abuelo panameño, un ron que se puede encontrar desde hace poco en Chequia y que rápidamente se está haciendo un lugar en el difícil mercado de los licores.

Precisamente, Carlos Tejedor, que estudia agricultura en Praga, es uno de los importadores de ron Abuelo a Chequia. Nos explica por qué él y sus compatriotas sintieron la necesidad de juntarse y celebrar.

“Esta fiesta es para celebrar los 107 años que tenemos de vida republicana, la República de Panamá, y es una forma de reunir a la comunidad panameña en Praga, en República Checa, para compartir, para estrechar un poco las relaciones, ser más amigables y también un poco para divertirnos, la mayoría de los panameños que estamos aquí somos estudiantes y muchas veces en el año no nos vemos y esta es una manera de estar unidos ese día para celebrar”.

Carlos Tejedor agrega que los panameños en Chequia son pocos, porque el país es pequeño, pero se han movilizado para poder contar con gran parte de ellos en esta fiesta.

“Pues nosotros celebramos los 107 años de la independencia de la Gran Colombia. Haciendo un poco de historia, Panamá, cuando se separó de España, creyó en el sueño de Bolívar de la gran república latinoamericana y nos adjuntamos a Colombia pensando en un futuro en un gran, gran país, como lo pensaba Bolívar”.

Como fuera de Panamá no es mucho lo que se sabe de la historia de ese país, Carlos Tejedor se ofrece amistosamente a ofrecer su visión de la gesta de la independencia.

“Debido a que los colombianos nos dejaron de lado, no nos atendían muy bien, se dio esta gesta, con la ayuda de los Estados Unidos, para lograr la independencia total del istmo de Panamá. Tiene mucha relación con el canal de Panamá. Los franceses, en su afán de construir un canal igual que el de Suez fracasaron y ellos tenían de alguna manera hacer que un poco de ese dinero que se invirtió volviera. Y ahí está la figura de Bunau-Varilla, que fue el gerente de toda esta obra y al final el encargado de vender todo el trabajo que habían hecho los franceses y él pensó que el único país capaz de poder hacerlo era Estados Unidos”.

Este panameño, que lleva casi tres años radicado en Chequia, y muy a gusto, prosigue con su relato.

“Pero el problema que encontró fue que en Colombia no se quiso que Estados Unidos entrara a esta obra, entonces EE.UU., viendo que el senado colombiano no quiso que ellos compraran la parte francesa, sonsacaron a los panameños para que lograran la independencia. Y gracias a ello se pudo lograr”.

Aunque Carlos Tejedor duda de que los estadounidenses hayan actuado movidos por filantropía, sino que tenían muchos intereses creados en esa zona.

“Ellos en ese momento tenían el control del ferrocarril de Panamá. Era la única forma de transportar del Caribe al Pacífico a las tropas colombianas. Y como ese ferrocarril lo dominaban los estadounidenses, no quisieron en ese momento transportar las tropas. Y también ellos empezaron a traer barcos de la marina estadounidense para ahuyentar un poco a los colombianos, porque no íbamos a ser capaces de defendernos ni tan siquiera dos días, los colombianos hubieran arrasado con nosotros”.

Sin embargo, Carlos Tejedor destaca que actualmente las relaciones entre Panamá y Colombia son óptimas, o casi.

Carlos Tejedor, foto: Gonzalo NúñezCarlos Tejedor, foto: Gonzalo Núñez “Yo diría que las relaciones entre ambos países son muy buenas. Quizás el problema que existe con las FARC y con el empeño del gobierno colombiano de abrir el tapón de Darién serían las únicas desavenencias. El tapón de Darién, la selva que hace que América no esté unida por carretera, existe esa selva y los colombianos siempre han tenido el interés de abrirla, es más, hasta el año pasado el presidente Uribe adjudicó su parte del proyecto carretero, pero el gobierno de Panamá siempre ha dicho que es una forma de evitar que enfermedades de Sudamérica no pasen, y además es una riqueza de flora y fauna que no hay en otras partes del mundo”.

Como lo importante es la fiesta de este sábado le pedimos a Carlos Tejedor que nos brinde más detalles de la misma.

“Pues este día, el sábado 13, vamos a tener comida típica panameña, va a estar un chef que hemos conseguido, que es panameño. Y vamos a tener el muy tradicional arroz con pollo, que es muy típico de nuestro país por la forma en que se hace. Vamos a tener plátano en tentación, que es un plátano maduro muy azucarado, con canela. Vamos a tener cócteles hechos con ron panameño, ron Abuelo. Y vamos a tener un segundo plato que está hecho en base a arroz con coco y tamales panameños”.

Los colombianos también tienen un plato típico de arroz con pollo, le comentamos, un poco con cizaña.

“Puede ser, pero como se hace en Panamá creo que es único. Hay que degustarlo y probarlo para ver si puede existir alguna diferencia. El achiote le da el sabor especial y también el color. El achiote es típico, utilizado por los indígenas también para pintarse, es como un tinte natural que se ha adaptado para la comida, lo hemos adaptado para eso en nuestro país, pero es muy conocido en Latinoamérica el achiote”.

Aparte de ron Abuelo y comida típica, habrá música en vivo: como es imposible contar con una banda panameña, serán los cubanos de Santy y su Marabú los que amenicen la fiesta. No lo olviden, este sábado, en el bar Casa Andina (Dušní 15, en pleno centro de la capital checa).

12-11-2010