“El público checo es muy receptivo a la magia”

25-11-2011

Diego López llegó hace dos meses desde Galicia, en España, hasta Praga con una Beca Leonardo da Vinci atraído por el mundo del diseño y la arquitectura checa. Pero una vez aquí, tuvo la oportunidad de dar rienda suelta a su otra gran pasión, la magia.

Diego LópezDiego López El español Diego López probó muchos caminos en su vida, pero finalmente se decidió por ser diseñador, profesión que compagina con su gran aficción, la magia. En la capital checa conoció a varios ilusionistas y tiene la oportunidad de reunirse con ellos para compartir experiencias, según dice.

“He conocido a un gran número de magos en Praga y con muy buena magia. Sobre todo con números de humor, actuando en clubes y muy buena magia creo que tenemos aquí. Tengo la oportunidad de reunirme en un fantástico club, el Kim Club. Se reúnen todos los magos de Praga, todos los lunes por la noche y sí, es muy gratificante porque aunque ellos hablan en checo y yo un poquito de inglés, la magia es internacional y nos podemos entender muy bien. Entonces, sí que estoy aprendiendo, sí que estamos aprendiendo muchas cosas mutuamente, la magia española y la magia checa”.

Durante su estancia en Praga, Diego López ya tuvo la oportunidad de realizar sus espectáculos en diversas ocasiones y considera que el público checo es muy afín al mundo de la prestidigitación.

“El público checo es muy receptivo a la magia, quizás más que en España. Están dispuestos a ver magia en cualquier momento y en cualquier lugar. Aquí tuve la oportunidad de hacer parte de mi show en algunos clubs por la noche y para los niños, en el Kids Corner. Y la verdad es que el resultado y la reacción de la gente a mi parecer ha sido muy buena, espectacular. Me han recibido con los brazos abiertos en éste país”.

Diego LópezDiego López El mago gallego comenta como anécdota, que le llamó mucho la atención que durante su carrera como mago, que la reacción de niños y mayores ante la magia es igual en todos los países.

“Lo que no me esperaba es fuera este mundo tan pequeño, las reacciones de la gente a mis juegos, la reacciones de los niños, en cómo transcurren las actuaciones es totalmente igual en cada país. Los comentarios de los niños, lo que hace la gente, es algo que me sorprendió mucho, porque llegué aquí pensando en que iba a ser diferente, en que iba a tener muchos problemas para hacer magia, pero no, es un lenguaje universal”.

Diego López se inspira en magos de renombre como Mag Lari, Charlie Caper o René Lavand, pero dice tener un estilo propio, de mago despistado, que se aleja de los grandes ilusionistas de la historia y que suele agradar a la gente.

“Mi magia preferida son los juegos cómicos, que nos hagan reir tanto al público como a mí, que nos hagan pasar un buen rato. Que la magia si esté presente, pero que no sea lo más importante que hay encima de un escenario, lo más importante son las personas. No tengo una magia definida, no soy especialista, a lo mejor, en cartomagia o en numismagia, hago un show divertido con mucha variedad de juegos, pasando de jugar con agua, pañuelos, cuedas, la típica mágica, pero creo que con un toque distinto, con un toque de payasete, de humor de mago que no tiene muy claro como hacer los juegos, que es muy divertido para la gente”.

Diego LópezDiego López Cuando preguntamos al ilusionista qué consejos da a la gente que esté empezando o se quiera iniciar en el mundo de la magia, Diego aconseja mucha perseverancia, continuidad y también tener mucho tiempo libre.

“Quizás que tengan mucha paciencia, esto no es un mundo en que puedas entrar y empezar a hacer magia en sólo dos días. Es un mundo complicado donde tienes que dedicar muchas horas. Entonces mi gran consejo es paciencia y continuidad, que no se den por vencidos. Que las cosas llevan mucho tiempo, hacer magia requiere paciencia”

Diego López, que tiene 27 años, no descarta dedicarse en el futuro en exclusiva al mundo de la prestidigitación, mundo en el que se inició a los cinco años y que cada día le entusiasma más, por todo lo que puede aportarle.

“Cada año que pasa me gustaría dedicarme más, cuando empecé a hacer magia, como dije anteriormente, no podía saber dónde iba a acabar o cómo iba acabar. Pero en ningún momento creía que podía dedicarme a ello. Pero en este momento de mi vida, pues me gustaría sí. Tengo dos shows que estoy haciendo en estos momentos en España y parte aquí, en Praga, porque me han dado esa oportunidad. Pero sí, estoy trabajando en otras cosas que espero que se puedan ver pronto”.

Diego López, que también es diseñador de interiores, comentó a Radio Praga que también es un apasionado del arte y la arquitectura checa y que siente que realmente tiene mucho que aprender de la cultura checa.

Diego LópezDiego López “Bueno, pues la verdad es que vine a éste país atraído por el mundo del diseño. Me parece una ciudad impresionante artisticamente hablando y arquitectónicamente también. Puedes caminar por las calles de Praga y alucinar en cada esquina, con cada edificio, con cada tienda, con cada plaza. Y estoy aprendiendo mucho de esta cultura, de esta gente, de cómo se trabaja aquí, de cómo se ve el mundo del diseño, de cómo se ve la vivienda. No sé, hay un punto de vista que tiene la gente de aquí, de cómo vive, que me encanta, y que lo estoy aprovechando, yo creo”.

El polifacético Diego López, que volverá a su Galicia natal dentro de un mes, dice que le gustaría mucho poder quedarse en Praga un tiempo más. Así que si hay alguien interesado en contratar sus servicios tanto como diseñador o como mago, o ambas facetas, no duden en contactar con él.

Foto: Marta Lorenzo

25-11-2011