De la noche valenciana a la medicina alternativa en Chequia

20-05-2010

Pablo Ferrer vino a Chequia, como muchos, tras unos cabellos rubios y unos ojos azules, y como a muchos, el cambio de país ha supuesto un nuevo horizonte también en lo profesional. Pablo creó con su novia una tienda en Internet de medicina natural que no deja de crecer y que se ha convertido en su principal medio de vida.

Periodista de profesión y relaciones públicas de una de las principales discotecas de Valencia, Pablo no sospechaba hace dos años que su vida daría un vuelco al visitar la República Checa y conocer, tras el mostrador de una joyería, a la que sería la mujer de su vida.

Instalarse y ganarse la vida en otro país nunca es fácil, pero Pablo superó las dificultades de los primeros meses con energía y, ante todo, gracias a la iniciativa empresarial de Eva. La pareja pronto decidió complementar sus ingresos con un negocio propio: una tienda de productos naturales por Internet.Pablo y EvaPablo y Eva

Lékárna Global necesitó en su nacimiento, sobre todo, saber hacer. Como explica Pablo, la inversión inicial para montar algo así es relativamente reducida.

“Pues nuestra primera y única inversión fue la página web, que nos la diseñó el hermano de Eva, que es informático, por suerte, y le pagamos un precio por una página web bastante buena. Luego tuvimos que pagar también unas cantidades para los buscadores, para estar siempre en las posiciones más altas. Inversión de oficina también: sobres, cajas. Y luego lógicamente también inversión de producto”. Pero la cuestión es: ¿cómo pudo Pablo empezar a trabajar en la tienda virtual sin apenas hablar checo?

“Pues a base de muchísima dedicación, de ser un alumno disciplinado, porque Eva me explicó muy bien todo lo que tenía que hacer, sabiendo mis limitaciones. Estamos hablando de octubre del año pasado. Empezar a preparar facturas cuando no sabía lo que significaba la palabra ‘poštovné’ (franqueo), tenía que hacer facturas con esa palabra y claro, tenía que aprender muchísimas cosas. Pero lo fui aprendiendo y me he encargado del trabajo, entre comillas, sucio: comprar los productos, preparar los pedidos, bajar los pedidos a la oficina postal, que en su momento trabajábamos directamente en la oficina postal del barrio. Teníamos que ir con las cajas y hacer los envíos. Y Eva se encargaba de la logística, del trabajo de oficina, del contacto directo con los clientes: llamadas telefónicas, mails...”Pablo FerrerPablo Ferrer

El caso es que Lékárna Global ha ido creciendo hasta convertirse en la principal actividad económica de la pareja. La clave de su éxito, explica Pablo, es la adecuada selección de los productos que se venden. ¿Y cuál es la oferta de esta farmacia virtual?

“Vendemos productos para todo tipo de problemas: musculares, de cualquier tipo de órgano, cafés naturales, vendemos hasta pasta de dientes. Todo tipo de productos: para colesterol, para el hígado, para la cabeza, para los dolores musculares, para cualquier cosa”.

Animados por el éxito de Lékárna Global, Pablo y Eva se preparan ahora para emprender una nueva aventura empresarial, importar aceite de oliva español a la República Checa.

“Al margen de la tienda on-line queremos importar aceite virgen extra español y estamos ya en el paso final. Conseguir los contactos de tiendas naturales que quieren venderlo. Ya hemos conseguido alguno. Y en cuanto consigamos, no sé, mínimo diez contactos, ya haremos el pedido. Porque lo demás ya lo tenemos. Y hemos contactado con el aceite, ya hemos escogido el aceite y ya hemos contactado con la empresa de transporte checa que nos lo importará”.

Un reto empresarial al que seguirá un desafío todavía mayor. Pablo y Eva esperan un niño para este verano, y eso sí que va a necesitar una gran capacidad gestora.

20-05-2010