Angelo Lorenzo, un español desempleado pero contento

03-02-2012

Angelo Lorenzo, ex agente comercial español de una consultora farmacéutica en Chequia, lleva más de un mes sin trabajo. Pero a diferencia de millones de compatriotas suyos en la misma situación, no está en absoluto preocupado. Sabe que Praga le dará otra oportunidad pronto.

Angelo LorenzoAngelo Lorenzo Angelo Lorenzo, gallego de La Coruña, licenciado en Dirección de Empresas, llegó a Praga hace tres años con una beca Leonardo. Su historia en ese punto se parece a la de otros muchos españoles de su generación: como no hay nada qué hacer en España, se va al extranjero a probar suerte, aprender idiomas y mejorar curriculum. Y mientras, a ver si las cosas mejoran en casa.

Lo cierto es que Praga no es mal lugar para pasar la crisis. Todo lo contrario. La ciudad le acogió muy bien en todos los aspectos, lo pasa bien y con mucho gusto decidió quedarse cuando se le acabó la beca, cuenta.

“No tenía nada seguro en La Coruña para volverme, y me gustaba el trabajo, me gustaba la ciudad, así que pregunté a la empresa donde estaba haciendo las prácticas si me podía quedar, y me ofrecieron trabajo, me hicieron un contrato de un año directamente. Después, acabé el año, renové otros 8 meses. Ahora se me acabó el contrato el 31 de diciembre. No me han vuelto a renovar porque pedí más dinero y no lo aceptaron. Así que les dije que yo no seguía. Qué le vamos a hacer… hay que arriesgarse”.

Ante todo tranquilidad. No tanta gente en España en este momento se permitiría irse un trabajo sin tener otro ya seguro. Pero Angelo está bastante seguro de que no pasará mucho tiempo en el paro.

“La verdad que aquí se encuentran trabajos. Es fácil encontrar algo normalillo para vivir. La ciudad te da muchas oportunidades. Sobre todo si tienes idiomas. Si vienes con un inglés de España, que suele ser medio-bajo, menos en el curriculum que siempre se pone que es alto, puede ser difícil solo con eso y el español, porque aquí hay mucha gente de muchos sitios que habla muchos idiomas. Gente con tres o cuatro idiomas es fácil encontrarla. Entonces empieza a ser difícil, pero de momento creo que yo puedo competir porque tengo inglés alto… bueno, y en el curriculum lo tengo altísimo”.

Angelo LorenzoAngelo Lorenzo Y no solo inglés, también italiano. Aunque a pesar de lo que pueda parecer, la historia de por qué Angelo habla italiano no tiene nada que ver con su nombre.

“Italiano lo aprendí aquí en Praga… y porque les mentí en el curriculum cuando llegué. Había estado tres meses viviendo en Sevilla con tres chicas italianas y lo típico, empecé a hablarlo un poco, a defenderme, a entenderlo… Cuando llegué a Praga puse en el curriculum que tenía un nivel medio-alto de italiano. Entonces, cuando empecé de comercial para España, como lo hice bien, y como en teoría hablaba italiano y portugués, pues me pusieron también para Italia y Portugal. Así que me tuve que poner las pilas en italiano porque no lo hablaba como para poder mantener una conversación de negocios. Ahora ya sí”.

Angelo dice que Praga se disfruta mucho más viviendo en ella que no como turista. Y en realidad tampoco es que le falten las ocupaciones mientras le vuelve a salir otro trabajo. Siempre se trae algo entre manos.

“Es una de las cosas buenas de aquí, porque en España haces tu trabajo y no tienes muchas posibilidades de encontrar otra cosa. O te mueves en determinados círculos o si no, hay poco. Yo aquí conocí a un chico por casualidad en un bar por la noche, que tenía una agencia de publicidad y de modelos. Me dijo si quería participar y me apunté. Así que me dedico a hacer castings de vez en cuando y rodar anuncios, sesiones de fotos, vídeos y cosas así de publicidad. La verdad que me gusta bastante. El año pasado rodé cinco anuncios y espero que este año me vaya igual de bien y haga cinco más. Pagan bien, te lo pasas bien y conoces a mucha gente. Es algo que nunca había hecho y que me gustó”.

Pero Angelo no solo vive de la industria farmacéutica y la de la publicidad. Este ‘multitareas’ también se dedica al fútbol. Pero no a jugarlo.

Angelo LorenzoAngelo Lorenzo “Tengo un amigo que es agente FIFA en la República Checa. Él es griego pero está aquí registrado y lleva aquí viviendo un montón de años. Va a coger ahora un equipo aquí en Chequia y busca jugadores españoles para traerlos a Chequia y formarlos para luego venderlos a la liga griega, la turca, la alemana o la inglesa, sobre todo. Por el idioma, porque en España se lleva mucho el fútbol y hay muchísimos jugadores, le ayudo a buscarlos. Tengo muchísimos curriculum de futbolistas en mi ordenador, y estuve hace poco negociando uno de un chico de Almería que luego se fue a Inglaterra o algo así. Mientras, hablo de vez en cuando con agentes ingleses, a ver qué jugadores tienen, qué les puede interesar de aquí, del fútbol checo. Ahora que ha estado el Pilsen en la Liga de Campeones, a ver si coge fuerza el fútbol checo. Pero vamos, son cosas que voy haciendo mientras encuentro trabajo”.

Eso, y ver los partidos del Bohemians 1905, y el Bohemians de Praga, de la primera y segunda división checa respectivamente, impasible al frío que se pasa a menudo en las gradas de los estadios checos.

03-02-2012