Praga se convierte en la capital de las luces

14-10-2016

Praga brilla estos días aún más de lo habitual. El Festival de Luz ‘Signal’ ilumina por la noche varios edificios y lugares públicos con vídeo-mappings y proyecciones 3D. La actividad se desarrollará en la capital checa hasta la medianoche del sábado.

Un total de 23 instalaciones luminosas y vídeo-mappings, creadas por artistas de 11 países, ofrece la cuarta edición del Festival de Luz de Praga. En el evento hay de todo: desde proyecciones bombásticas efectuadas en las fachadas de los edificios, hasta enormes estatuas iluminadas de humanoides, pasando por instalaciones interactivas que pueden manejar los propios visitantes.

Signal, foto: Marta GuzmánSignal, foto: Marta GuzmánEn el parque Vojan por ejemplo, los interesantes pueden convertirse en magos y controlar las luces por medio del movimiento de sus manos a distancia. Los artistas allí aprovecharon sensores de láser que siguen el movimiento del visitante, que así puede activar las luces, según explicó Mathieu Le Sourd, autor de la obra llamada Light Sowers.

“Queremos mostrar el contraste de cómo nos hemos acostumbrado al mundo industrial y cómo somos capaces de mezclar las cosas de la naturaleza con los objetos creados por el hombre”, indicó.

Las luces suelen atraer a medio millón de personas

Signal, foto: Marta GuzmánSignal, foto: Marta GuzmánLa actividad ofrece también eventos espontáneos ambulantes, de los que se encarga un automóvil especial que circula por las calles de Praga, según indicó el director del festival Martin Pošta.

“El automóvil está equipado con una ‘tronera’ en la que está situado un proyector que crea instalaciones visuales o dibujos, mejor dicho, en sitios concretos”, dijo.

Mientras que el año pasado el festival se caracterizó por instalaciones más íntimas con matices oscuros, este año los organizadores apostaron por obras bien coloreadas y heterogéneas, agregó el director.

Se espera que hasta medio millón de personas asistan a las presentaciones callejeras, al igual que en los años pasados.

Signal, foto: Marta GuzmánSignal, foto: Marta GuzmánPese a la gran concurrencia al festival, los organizadores no han logrado convencer a la municipalidad que corte el tráfico en los lugares donde están situadas las instalaciones para que los transeúntes pudieran disfrutar mejor de la escena, pero en algunas zonas por lo menos está reducida la velocidad máxima de los automóviles a 30 km/h.

Las presentaciones se realizan en intervalos de cada 15 minutos entre las 19:00 horas hasta la medianoche.

Entre las instalaciones más llamativas sobresalen las gigantescas figuras hinchables de humanoides de un tamaño de hasta 12 metros creadas por la australiana Amanda Parer.

En la Casa Tyrš, situada en el casco histórico, los interesados podrán ver el proyecto Mutis, en homenaje del botánico y matemático español José Celestino Mutis, que reproduce una colección de ocho especies de animales desconocidos, creados por el movimiento, el volumen y el sonido, según dicen los autores del estudio barcelonés Tigrelab.

14-10-2016