La Bienal de Arte Latinoamericana homenajea a los colores en su nueva edición

Durante todo un mes, la V Bienal de Arte Latinoamericana estará expuesta en la plaza Jiřího z Poděbrad de la capital checa. Los transeúntes podrán admirar las obras fotográficas escogidas por cada uno de los países participantes en unos carteles habilitados para la actividad. Con motivo de su inauguración, Radio Praga ha hablado con algunos de las embajadas involucradas en el proyecto.

Carteles de la Bienal, foto: Julia RiosCarteles de la Bienal, foto: Julia Rios La nueva edición de la Bienal de Arte Latinoamericana en Praga ha quedado inaugurada durante la celebración de Merkádo. En esta ocasión, la bienal se presenta bajo el nombre “Colores de América Latina”. En ella, los distintos países participantes quieren presentar su particular idiosincrasia a través de colores fuertes y vivos.

En la exposición participan este año Argentina, Brasil, Cuba, Chile, México, Perú y Venezuela. A lo largo de siete paneles al aire libre, estos lugares mostrarán mediante fotografías una selección de su cultura y sociedad, en la que aparecen arquitectura, artes plástica y populares, gastronomías y paisajes naturales de gran belleza.

El Embajador de Argentina en la República Checa, Carlos Alejandro Poffo, fue el encargado de dar el discurso inaugural de esta edición. En “Colores de América Latina”, cada país escogió la obra de un fotógrafo y una temática distinta, según nos comentó.

“Cada uno de los países a su vez, representó algo que tenga que ver con su gastronomía o con su cultura, o con el turismo de los países y que tenga un fuerte colorido. Esa es la idea que une, en este caso, a la Bienal de este año”.

Embajadora de Perú y Embajador de Argentina, foto: Julia RiosEmbajadora de Perú y Embajador de Argentina, foto: Julia Rios Los carteles pretenden mostrar algún aspecto particular de la sociedad de estos países. En el de México, por ejemplo, se pueden observar distintas procesiones religiosas y un día cualquiera en una lonja. Perú, por su parte, se ha decidido por las fiestas tradicionales como el carnaval, que muestran su colorido típico en todo su potencial.

En el caso de Argentina, el autor de las obras es Alejandro Chaskielberg y lo que caracteriza a sus fotografías, según expresó Poffo, es la larga exposición a la que se somete la imagen para captar la luna.

“Son unas fotografías muy especiales porque se hacen de noche y sin flash. Las figuras que en ellas aparecen son trabajadores que están cerca del río. Hay que permanecer quieto durante 10 minutos para que la imagen de la luna pueda ser tomada en la fotografía”, explicaba sobre la obra.

La iniciativa surgió hace cinco años debido a las intensas relaciones, en especial en materia cultural, que existen entre América Latina y la República Checa. Las organizadoras del evento son las distintas embajadas latinoamericanas con sede en el país y cuentan con el apoyo de la Alcaldía de la Ciudad de Praga y la Alcaldía de Praga 3.

Embajadores Latinoamericanos, foto: Julia RiosEmbajadores Latinoamericanos, foto: Julia Rios Este interés mutuo se remonta hasta los siglos XVI y XVII, época a la que pertenecen los primeros registros de actividad de ciudadanos checos en Latinoamérica, y sigue en crecimiento en la actualidad, según comentaba el embajador.

“Es un interés mutuo. Cada vez más hay turistas latinoamericanos que nos visitan. En el caso de Argentina es cada vez más frecuente, sobre todo en esta época del año, escuchar en los sitios turísticos hablar en argentino y lo mismo sucede con el resto de países de Latinoamérica y viceversa. Los checos que ya han visitado su zona más cercana, que han conocido varios países de Europa, quieren buscar cosas diferentes y América Latina les resulta muy atractivo”.

Las relaciones entre ambos lugares pretende reforzarse con la nueva edición de la Bienal, mostrando al público transeúnte las bondades de América Latina. Los interesados en esta exposición, tendrán la oportunidad de disfrutarla hasta el 17 de julio en la plaza Jiřího z Poděbrad.