Vojtech Sucharda talló las figuras de los apóstoles del reloj astronómico de Praga

26-04-2006

Cada hora se abren en el reloj astronómico del Ayuntamiento de la Ciudad de Vieja de Praga dos ventanillas en las que desfilan los doce apóstoles. Sus figuras fueron talladas en madera por el escultor, tallista y marionetista Vojtech Sucharda. En esta edición de "Personalidades checas" les ofreceremos la semblanza de este artista que fundó en 1920 en Praga un novedoso teatro de marionetas.

Reloj astronómico del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja de Vieja de PragaReloj astronómico del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja de Vieja de Praga A principios de mayo de 1945 Praga era la última capital europea donde aún se combatía contra los nazis. En los combates librados en la Ciudad Vieja de Praga fue alcanzado también el Ayuntamiento y su reloj astronómico fue devastado por un incendio. Terminada la contienda, Vojtech Sucharda esculpió para el reloj astronómico las estatuillas del Vanidoso y del Avaro y talló en madera de tilo las figuras de los doce apóstoles con Cristo y Judas que siguen desfilando ante los ojos de los maravillados turistas.

Vojtech Sucharda nació en 1884 en la ciudad de Nová Paka, en el nordeste de Bohemia, en el seno de una familia donde se transmitía el oficio de tallista y restaurador durante varias generaciones.Después de concluir en 1905 los estudios en la Escuela de Artes Decorativas en Praga, colaboró con su hermano Stanislav, 17 años mayor, en la realización de sus obras escultóricas, entre otras el grandioso monumento al historiador Frantisek Palacký, en Praga.

Apóstoles del reloj de la Ciudad Vieja de PragaApóstoles del reloj de la Ciudad Vieja de Praga Vojtech Sucharda empezó a trabajar independientemente como escultor, tallista y restaurador, creando una serie de obras plásticas en bronce y en madera. Desde 1907 participó en la decoración plástica de la Catedral de San Vito, en el Castillo de Praga. Hasta 1934 esculpió unos 250 capiteles de columnas, el portal de la torre principal y pintorescas gárgolas.

En 1913 Vojtech Sucharda crea tres figuras que coronan la torre del palacio Koruna, en la Plaza de Venceslao, en Praga. A la misma época se remontan las figuras alegóricas en la fachada del museo de Hradec Králové.

El afán creador de Vojtech Sucharda fue interrumpido por el estallido de la Primera Guerra Mundial. El artista fue enviado después de la movilización al frente ruso donde fue hecho prisionero. En el cautiverio ruso encontró afortunadamente condiciones para aplicar su inventiva artística. Empezó a tallar marionetas y a montar con ellas espectáculos con sus amigos.

Vojtech Sucharda (Foto: CTK)Vojtech Sucharda (Foto: CTK) Las marionetas formaban parte de la tradición artística de la familia de los Sucharda. Su bisabuelo Jan Sucharda quien vivió entre 1770 y 1820, las tallaba para los marionetistas populares.

El abuelo Antonín creaba marionetas de grandes dimensiones que medían hasta 1 metro de altura y pesaban cada una 6 kilos. Continuó la tradición también el padre de Vojtech Sucharda.

El sueño de Vojtech Sucharda y de su esposa Anna de fundar un escenario para el teatro de marionetas se cumplió en 1920 cuando fue inaugurado el llamado "Reino de las Marionetas" con el cuento de hadas de Karel Jaromír Erben "El Larguirucho, el Rechoncho y el de Vista Aguda".

Vojtech Sucharda dirigió el teatro "El Reino de las Marionetas" durante 36 años. Contribuyó al éxito de este escenario con su talento de actor, de escultor y tallista, creando centenares de marionetas.

Las marionetas talladas por Vojtech Sucharda se caracterizan por la importancia dada a la cara y por ciertos rasgos barrocos. En este aspecto el artista difería de otros marionetistas checos que acentuaban la semejanza entre las marionetas y los hombres. Sucharda prefería dar rienda suelta a su imaginación y en los personajes cómicos recurría a la caricatura. Las marionetas de Vojtech Sucharda son hoy en día consideradas primorosas obras de arte y forman parte de las colecciones museísticas.


26-04-2006