Oldrich Belic

19-06-2002

Pocos días después de cumplir 82 años, falleció el pasado jueves, 13 de junio, el decano de la hispanística checa, Oldrich Belic.

Oldrich Belic nació el 9 de junio de 1920 en el pueblo de Násedlovice, cerca de la ciudad morava de Kyjov. Estudió en el liceo de Kyjov y allí aprobó también el bachillerato en 1939. Dos años de sus estudios secundarios los pasó en un liceo francés en la ciudad de Nîmes. En la época de entreguerras existían en Francia tres liceos con secciones checoslovacas. El francés se convirtió en la segunda lengua de Oldrich Belic.

Después del bachillerato ingresó en la Universidad Masaryk de Brno para estudiar el francés y checo. Poco después las universidades checas fueron cerradas por los nazis. Oldrich Belic se fue entonces a Zlín, donde empezó a trabajar en la compañía exportadora Kotva, que formaba parte de la empresa de calzado de Tomas Bata.

Acabada la Segunda Guerra Mundial, Oldrich Belic regresó al ámbito universitario para terminar su carrera. En 1947 empezó a desempeñarse como profesor de francés en la Universidad Palacký, en Olomouc, la segunda universidad más antigua del país. Y fue su rector quien propuso a Oldrich Belic introducir en la universidad la hispanística en tanto que especialidad independiente.

Oldrich Belic se encontró con la cultura española ya cuando niño al leer la obra de Cervantes. Cuando estuvo en Nîmes no permaneció ajeno a los ecos de la guerra civil española. Con emigrantes españoles se encontró Belic también en Zlín. El español lo empezó a aprender como autodidacta. Y como carecía de manuales aprendió de memoria las 15 mil palabras clave de un diccionario checo-español.

El talento lingüístico de Oldrich Belic era extraordinario. A parte del español y francés dominaba perfectamente el inglés, el ruso, el alemán y el eslovaco, y era capaz de leer en italiano, portugués y polaco.

Su facilidad para aprender idiomas quizás se la debió a su oído musical. Por parte de su madre era pariente del compositor checo Bohuslav Martinu. Tocaba el clarinete, el acordeón y también la guitarra con la que posteriormente dio conciertos en familias de intelectuales en Chile.

Los comienzos siempre son difíciles, pero el entusiasmo ayudó a Oldrich Belic a superar todos los obstáculos. El primer año enseñó en la Universidad de Olomouc todas las materias " cursos de lengua, literatura e historia. A pesar del alto empeño laboral le quedaba tiempo para las aficiones. Con sus colegas, hispanistas Eugen Spálený y Oldrich Tichy, fundó un conjunto musical que se dedicaba a interpretar canciones de América Latina.

Como una buena biblioteca universitaria es imprescindible para los estudiantes Oldrich Belic desarrolló también su actividad en este sentido. Le ayudaron las representaciones diplomáticas checas en América Latina, se dirigió a editoriales checas que publicaban libros de fotografía pidiéndoles siempre un ejemplar. Estas publicaciones las enviaba luego a los países hispanohablantes recibiendo a cambio libros en español.

Sin embargo, la mayor ayuda la brindó la compañía Bata que le dedicó 500 dólares, que recibió por un encargo argentino. Belic los invirtió en 500 libros de la editorial madrileña Espasa-Calpe, en clásicos de la literatura española y latinoamericana.

Además de las universidades checas, Oldrich Belic impartió conferencias en Uruguay, Argentina, Cuba, Brasil, México ... La primera gira de conferencias por España la emprendió en 1967.

En 1990, a los 70 años, Oldrich Belic fue invitado a Colombia para inaugurar con una conferencia en Bogotá un simposio del Instituto Caro y Cuervo. Un año más tarde el rey Juan Carlos I nombró a Oldrich Belic Comendador de la Orden Isabel la Católica por sus méritos en materia de divulgación de la lengua española, de la literatura, historia y cultura hispanohablante.

Oldrich Belic culminó su labor científica, que abarca publicaciones sobre la historia de la literatura hispanoamericana y numerosas traducciones, con la obra Verso español y verso europeo, publicada en 1999 en Bogotá. En ella Belic comparó el verso español con 12 modalidades de versos europeos con el fin de integrarlo en el repertorio de los sistemas versológicos de las lenguas europeas.

19-06-2002