Karel Zich - gran talento musical que conservó su modestia

18-08-2004

Le gustaba el rock'a'roll, el blues, el pop, así como el folk y la música clásica. Vendió más de un millón de discos durante su carrera profesional. Solía cantar acompañándose en guitarra y frecuentemente se sentaba también al piano. El cantante checo, Karel Zich, disponía de un admirable talento que le permitía interpretar cualquier género musical.

A Karel Zich lo caracterizaba especialmente una gran modestia. Esa modestia propia de los "grandes" hombres que, a pesar de sus profundos conocimientos y significativos logros profesionales, prefieren permanecer en el anonimato. No necesitaba aparecer en las páginas de las revistas "sensacionalistas" checas para mantenerse en la cúspide de la popularidad. Durante más de tres décadas, Zich le fue fiel a la música, experimentando en varios de sus géneros y sus "experimentos" tenían éxito entre el público.

Karel Zich nació en 1949 en Praga en una familia con amplias tradiciones musicales. Uno de sus antepasados, Otokar Zich, fue un reconocido especialista checo en estética musical. A la música se habían dedicado también el tío de Zich y sus dos abuelos.

Siguiendo la tradición familiar, a sus cinco años de edad Karel Zich comenzó a tocar piano. Al cumplir los once, sus padres le regalaron una guitarra, instrumento musical del que, a partir de entonces, Zich nunca más se separó. Se graduó en el Conservatorio de Praga y en la Universidad Carolina praguense, donde estudió sociología y estética.

A mediados de los años sesenta del siglo XX, Zich se presentó por primera vez en los escenarios musicales con el grupo de música rock'a'roll, Framus, que fundó con su amigo, Michal Prokop. Tiempo después inició una fructífera cooperación con el grupo de música folk, Spirituál kvintet. El primer álbum de Karel Zich, en el que, además de intérprete se presentó como compositor de los temas musicales incluidos, salió en el año 1975 bajo el título "La casa número 5".

Además de actuar con el popular quinteto, Spirituál kvintet, Karel Zich, se presentaba como solista, pasando por varias etapas de "experimentos musicales". Durante cierto tiempo prefirió el blues, así como canciones espirituales, para volver más tarde nuevamente al folk, al y al rock'a'roll.

A Karel Zich le apodaban incluso el Elvis Presley checo por disponer de un tono de voz parecido al rey del rock'a'roll.

"En la música pop checa hay muy pocos músicos del mismo talento universal de Karel Zich", indican los musicólogos checos. Además del talento, tenía profundos conocimientos de la música, inclusive de la música clásica.

Karel Zich (Foto: CTK)Karel Zich (Foto: CTK) En los últimos años, Zich se presentaba frecuentemente en conciertos con fines humanitarios. Decía que cualquier hombre puede encontrarse un día en apuros y que es muy importante si entonces encuentra a alguien dispuesto a brindarle ayuda. Karel Zich siempre estaba dispuesto a ayudar, pero no por hacerse publicidad.

"Fue una persona muy generosa, además de excelente cantante", afirman sus amigos y colegas. Tanto mayor impacto causó en la República Checa la noticia sobre el repentino fallecimiento del cantante. A mediados del pasado mes de julio, Karel Zich falleció durante sus vacaciones en Córcega, en el Mediterráneo. Una de las mayores aficiones del cantante en los últimos años, el buceo, le costó la vida. Sufrió un repentino colapso después de emergerse del agua. Un mes antes, Karel Zich había cumplido los 55 años.

18-08-2004