Juan Amos Comenio

13-03-2002

Fue un hombre modesto en su forma de ser, de vestir y de actuar, un hombre de un gran corazón y de una inmensa riqueza espiritual y fuerza moral. Así describen los historiadores a Juan Amos Comenio, destacado pedagogo, escritor, teólogo y filósofo checo del siglo XVII, apodado "El Maestro de las Naciones".

Juan Amos Comenio nació en la región de Moravia el 28 de marzo de 1592, en una época que en el continente europeo se caracterizaba por profundas grietas entre el catolicismo y el protestantismo que lo dividía en dos campos opuestos. Moravia se encontraba en el límite de estos dos campos, por lo que las confrontaciones se volvían allí más intensas. Y el resultado de esos malentendidos fue la Guerra de los Treinta Años, librada en Europa en la primera mitad del siglo XVII.

Naturalmente, todos esos acontecimientos influyeron de alguna manera en la vida de Juan Amos Comenio. Su infancia transcurrió en las pintorescas aldeas de Moravia del Sur, siendo marcada por la muerte prematura de sus padres, víctimas, al parecer, de una epidemia de cólera. Del huérfano Juan, que entonces tenía 12 años, se encargaron sus parientes que lo mandaron a estudiar a una escuela de la Unidad de los Hermanos Checos. Esta era una de las confesiones protestantes que entonces se habían extendido por el Reino de Bohemia y a la que pertenecía también la familia de Comenio.

Comenio fue muy estudioso por lo que tiempo después logró concluir su formación profesional en las universidades de las ciudades alemanas de Herborn y Heildelberg. Al regresar a su Patria, trabajó como maestro y a la vez comenzó a escribir obras dedicadas a la pedagogía. Su primer libro de pedagogía "Precepto de Gramática Simple" que publicó en Praga en 1616, lamentablemente no se conservó.

En 1618 Comenio fue ordenado sacerdote de la Unión de los Hermanos Checos y pasó a dirigir la escuela y el núcleo de la Unión en la ciudad morava de Fulnek. Sin embargo, pronto se vería obligado a abandonar no solamente esa ciudad, sino también su Patria.

En 1620, tuvo lugar junto a Praga la batalla de la Montaña Blanca, en la que fueron derrotados los ejércitos de los estamentos protestantes checos, que habían querido establecer una constitución que dividiera el poder en las Tierras Checas entre ellos y el soberano. Con la batalla de la Montaña Blanca se inició la consecuente recatolización del Reino de Bohemia.

Juan Amos Comenio vivió algún tiempo escondido, pero más tarde, para no verse obligado a convertirse al catolicismo, decidió a sus 36 años de edad abandonar su amada Patria. Entonces no podía imaginar que sería para siempre...

Casi treinta años vivió en Polonia, en la ciudad de Leszno, dedicándose a sus ambiciosos proyectos de reforma de la enseñanza. Fue precisamente en Leszno, donde Comenio elaboró varios novedosos métodos de pedagogía, muchos de los que siguen siendo utilizados hasta la actualidad.

Juan Amos Comenio continuó también escribiendo. De aquella época proviene, por ejemplo, su obra "Yanua", especie de enciclopedia lingüística que intentaba crear un sistema del saber único y unido a la vida práctica, sirviéndose del legado del humanismo tanto católico como protestante, y que pronto hizo célebre a su autor en toda Europa.

Comenio fue invitado a ayudar en la reforma de la enseñanza en Inglaterra, país que en aquella época, junto a Suecia y los Países Bajos, brindaba mayor ayuda a los protestantes checos en el exilio. En Inglaterra Juan Amos Comenio comenzó a redactar el "Consejo general sobre el mejoramiento de las cosas humanas" y a escribir su obra más extensa "Método novísimo de idiomas". En la misma, además de desarrollar el método de la enseñanza de idiomas, Comenio planteó el tema de la existencia de una lengua universal.

Comenio vivió también algún tiempo en Suecia y en Hungría, para volver luego nuevamente a Polonia, debido a que la Paz de Westfalia que puso fin a la Guerra de los Treinta Años, cegó sus esperanzas y la de otros protestantes checos en el exilio de poder regresar a su Patria.

Comenio se dedicó a la reforma de la enseñanza en varios países y continuó escribiendo. En Hungría vio luz otra famosa obra suya "Orbis pictus", "El mundo en imágenes" en la que destacó la necesidad de acompañar la teoría en la enseñanza con la práctica.

Los últimos 14 años de su vida, Comenio los pasó en los Países Bajos, en Amsterdam, desarrollando actividades para la Unión de los Hermanos Checos y escribiendo libros de teología y filosofía. En Amsterdam publicó su obra "Didáctica Magna", en la que desarrolló la idea de la enseñanza universal, que llevaría a la reforma de la sociedad en general.

Juan Amos Comenio falleció en Amsterdam el 15 de noviembre de 1670. Sus restos mortales yacen en la ciudad holandesa de Naarden, lejos de su Patria. Pero el legado de Juan Amos Comenio sigue presente en la República Checa. A manera de inspiración concluimos esta narración con las palabras de Juan Amos Comenio de que "la cabeza y el cerebro no pueden funcionar sin el corazón, ni tampoco sin las manos y la laboriosidad de éstas.

13-03-2002