Ivo Viktor - pequeño gran guardametas

En la presente edición de "Personalidades checas" les presentamos el semblante del portero Ivo Viktor, el campeón de Europa y uno de los jugadores de fútbol checo más célebres.

Ivo Viktor, 2002 (Foto: CTK)Ivo Viktor, 2002 (Foto: CTK) Durante toda su historia, el fútbol checo siempre disponía de buenos porteros. Desde el legendario guardameta del Slavia de Praga, Frantisek Plánicka en las primeras décadas del siglo pasado, hasta la actual estrella en la portería del Chelsea de Londres, Petr Cech.

En los años setenta fue el mejor portero de la antigua Checoslovaquia Ivo Viktor. Su carrera deportiva se inició en los pequeños clubes de Moravia, donde el futuro portero nació en 1942. Cosechó sus primeros éxitos Ivo Viktor en el equipo de Brno a principios de los años sesenta del siglo pasado. Su rendimiento pronto fue notado por varios clubes de la entonces Checoslovaquia. El joven portero acabó por aceptar la oferta del Dukla de Praga, uno de los clubes que más éxito tuvieron en aquel entonces. Su camiseta la defendió hasta la final de su carrera, ganando cinco títulos del mejor futbolista de la Checoslovaquia. Sin embargo, sus inicios en el Dukla no eran nada fáciles y Viktor tuvo que esperar dos años antes de convertirse en el primer portero del club praguense. Ivo Viktor jugaba en el Dukla también con el centrocampista Josef Masopust, primer Balón de Oro checo. Él lideró el Dukla de entonces, repleta de otros jugadores buenos en la "época de oro" del club, plasmada en tres títulos del Campeón de la Liga y tres Copas Nacionales.

En el año 1967, con Ivo Viktor en la portería, el Dukla logró clasificarse hasta los semifinales de Copa de Copas, el antecesor de la actual Liga de Campeones. Allí perdió con el futuro ganador el Celtic de Glasgow, sin embargo, fue hasta aquél momento el mayor éxito de los clubes checos en Europa.

Ivo Viktor es de estatura mediana, pero su falta de altura, bastante importante para el guardameta, la logró sustituir por otras cualidades. Destacó por su agilidad, leía el juego, siempre se posicionaba bien y no sufrió baches en su rendimiento.

La fama mundial la ganó Ivo Viktor en la camiseta de la selección nacional. El presagio de sus proezas heróicas en la portería en la escena internacional fue su primer partido en el combinado checo. Checoslovaquia midió fuerzas con Brasil, en 1966 el vigente campeón mundial y Viktor fue "bautizado" en su estreno por dos goles de Pelé, considerado como el mejor jugador de todos los tiempos.

Ivo Viktor, 1970 (Foto: CTK)Ivo Viktor, 1970 (Foto: CTK) Renombre todavía mayor se lo granjeó Ivo Viktor en otoño el mismo año 1966. La selección checa se encontró con los flamantes campeones del mundo de Inglaterra en el estadio mítico de Wembley. A pesar de la superioridad aplastante de los ingleses, los checos lograron el empate 0-0. Los estadísticos registraron 66 tiros a la puerta defendida por Viktor, pero ni uno se coló en la red.

Pero no todos los partidos significaron éxitos para Ivo Viktor. Checoslovaquia no se clasificó a las Copas de Europa de 1968 ni de 1972. En 1970 participó la selección checa en el Mundial en México, no obstante tras tres derrotas, la comisión disciplinaria de fútbol checo decidió prohibir al combinado checo jugar varios partidos.

Tras otro fallo en la clasificación al Mundial de 1974, el excelente rendimiento de Ivo Viktor lideró a la selección checa a través de la clasificación a la Copa de Europa de 1976.

En el grupo los checos eliminaron a Inglaterra y Portugal y en los cuartos de final a la Unión Soviética. En los semifinales tocó a la selección checa el combinado de Holanda., el subcampeón mundial de 1974, liderada por el mejor futbolista holandés, Johan Cruyff.

No obstante, los checos lograron ganar en la prórroga por 3 - 1. En la final la selección checa midió fuerzas con el vigente campeón mundial, Alemania Occidental. Los checos estuvieron adelantados en el marcador por 2 - 1 hasta el último minuto, cuando los alemanes igualaron.

La prórroga gracias a las intervenciones de Ivo Viktor no acabó con la victoria alemana y el partido se decidió en la tanda de penaltis. El mítico tanto de Antonín Panenka dio la Copa de Europa a los checos. Ivo Viktor fue galardonado con el premio del mejor portero del campeonato.

En el mismo año Ivo Viktor acabó tercero en el Balón de Oro. Un año más tarde, en 1977, terminó su carrera deportiva como jugador, a los 35 años, por las molestias con la espalda. Sin embargo, no abandonó el mundo de fútbol y como entrenador de porteros ganó la medalla de plata en la Eurocopa 1996.