Ivan Moravec

27-12-2000

Ivan Moravec, uno de los grandes pianistas del siglo 20, conocido por su permanente búsqueda del sonido perfecto.

El pianista Ivan Moravec que celebrara este año su 70 cumpleaños, obtuvo recientemente de la discográfica checa Supraphon el disco de oro por 57 mil copias vendidas de los conciertos para piano de Mozart… La discográfica le otorgó todavía otro precioso galardón: el disco de platino por 270 mil soportes vendidos de todas las grabaciones de Ivan Moravec.

Pero el más brillante éxito de Ivan Moravec de los últimos tiempos es la incorporación de sus grabaciones a la grandiosa y representativa edición de la discográfica Philips, titulada "Los grandes pianistas del siglo 20". De los 200 pianistas propuestos inicialmente para figurar en la edición de Philips, tan sólo 70 pasaron por el tamiz. Ivan Moravec es el único checo en esta prestigiosa selección, puesto que las grabaciones de su compatriota Rudolf Firkusný no pasaron. En el álbum editado por el sello Philips, Ivan Moravec interpreta obras de Federico Chopin, César Frank, Claudio Debussy y Mauricio Ravel.

La educación musical de Ivan Moravec empezó en su familia. El padre de Ivan tocaba razonablemente el piano, canturreando simultáneamente arias de Puccini, Massenet y Wagner. El chico hojeaba las partituras y así comenzó a familiarizarse con la música y la interpretación. El pianista evoca así aquellos tiempos:

"Como niño yo iba mucho al Teatro Nacional de Praga. Después tuve la oportunidad de escuchar por vez primera al célebre pianista Emil Gilels: de repente conocí un sonido de piano totalmente diferente- bello y luminoso.Me enamoré de la ópera y del piano," cuenta Ivan Moravec. El camino de Ivan Moravec hasta la plenitud artística no fue precisamente de rosas. A los 18 años tuvo que interrumpir por 6 años sus estudios de piano tras sucederle un percance que para otro pianista quizás hubiera significado el prematura fin de su carrera: Al practicar patinaje, el joven se cayó de manera tan desdichada que sufrió una lesión de las vértebras cervicales. Tras el accidente, sus manos, que antes solían recorrer el teclado con asombrosa agilidad, se volvieron torpes, y durante años el artista no pudo tocar. El pianista recuerda:

"El accidente había retrasado mucho mis estudios ya que el período entre los 18 y los 24 años es muy importante para la carrera. Me dio un tremendo trabajo superar este retraso. Pero por lo menos cambié mi estilo de interpretación- aprendí a tocar utilizando el peso del brazo, y ello me ayudó mucho."

Ivan Moravec interpreta el repertorio clásico. Confiesa que no ha encontrado en la creación contemporánea muchas cosas capaces de atraerlo:

"Además, yo aprendo con cierta dificultad nuevas piezas, y así el tiempo que me queda quisiera aprovecharlo para el estudio de obras del repertorio clásico que todavía no he interpretado," confiesa el pianista y añade:

"Cuando me preguntan cómo he podido tocar el piano durante 50 años, suelo responder que estoy enfrascado permanentemente en la búsqueda de una intepretación cada vez más bella, más sublime. La música siempre me está escapando y yo siempre ando a su alcance," enfatiza Ivan Moravec.

27-12-2000