Gabriela Demeterová, la más célebre violinista checa de la actualidad

15-10-2003

Un salón palaciego con un techo decorado profusamente con estucos. La luz de las arañas de cristal de Bohemia se refleja en los espejos venecianos. Éste es el ambiente donde prefiere grabar sus interpretaciones la virtuosa en violín, la hermosa rubia de ojos azules, Gabriela Demeterová, de 32 años.

Gabriela Demeterová afirma: "No soy partidaria de las grabaciones en estudio. El ambiente de un estudio me deprime. Cerca de mi ciudad natal, Beroun, descubrí un palacete con una sala ideal. Allí grabé las sonatas de Johann Sebastian Bach, grabación que yo personalmente valoro más independientemente de otras que he realizado."

El bello ambiente constribuyó seguramente para la exitosa grabación de "Seis Duos para Violín y Viola", de Karel Stamic, compositor que vivió entre 1745 y 1801.

El repertorio de Gabriela Demeterová es muy amplio y un destacado lugar ocupan en él composiciones menos conocidas o redescubiertas. Una de las partituras rescatadas de los archivos es la de los Duos de Karel Stamic. En la grabación, Gabriela Demeterová ejecuta tanto la parte del violín como la de la viola.

La virtuosa Gabriela Demeterová toca el violín desde los tres años. Una vez concluidos los estudios en el conservatorio y en la Academia de Bellas Artes, de Praga, la artista frecuentó un curso de posgrado en la Real Academia de Música, en Dinamarca.

En 1993 la joven violinista tocó las estrellas. En Inglaterra obtuvo en el concurso Yehudi Menuhin el título de ganadora absoluta y el premio por la mejor interpretación de una obra de Johann Sebastian Bach. El señor Menuhin presidió el jurado y en la final del concurso dirigió la orquesta que acompañó a Gabriela Demeterová.

La virtuosa se especializa en la música del barroco y del clasicismo. Para la discográfica Supraphon ya grabó 12 discos. Sin embargo, la artista hace énfasis en que el alfa y omega de su labor son los conciertos. Para hacer las veladas más atractivas al público, Gabriela Demeterová toca en sus recitales alternativamente el violín y la viola.

La violinista está ahora enfrascada en un grandioso proyecto. Con Norbert Heller, solista en hammerklavier, está grabando el conjunto de las sonatas de Mozart. En el palacio de Libochovice, en Bohemia del Norte, se ha conservado un hammerklavier magistral de Konrad Graf que confeccionaba pianos para Beethoven. El instrumento, de 1815, nunca tuvo que ser reparado. Ambos artistas esperan que aguante las grabaciones que se prolongarán por dos años.

Gabriela Demeterová sostiene que en la música y en la vida le ha ayudado mucho el estudio de las ciencias ocultas. La artista dice: "Pienso cada vez menos en mis problemas y me alegro de poder ayudar a los amigos."

15-10-2003