Enrique Stanko Vráz

20-02-2002

En esta ocasión, amigos, les ofrecemos una semblanza del explorador del mundo latinoamericano y uno de los primeros viajeros científicos checos, Enrique Stanko Vráz. El 20 de febrero del presente año se han cumplido setenta años de su fallecimiento.

Enrique Stanko VrázEnrique Stanko Vráz Los contactos de Enrique Stanko Vráz con América del Sur que cambiaron su vida para siempre, comenzaron con su primer viaje a esos territorios, realizado entre 1889 y 1892. Vráz se vio ilusionado por esas lejanas tierras de las que en el centro de Europa se tenían entonces conocimientos bastante limitados. Durante los preparativos para el viaje, un grupo de profesores checos de enseñanza media convencieron a Vráz de aprovechar su gira por Sudamérica para recoger informaciones de índole científica.

Enrique Stanko Vráz emprendió su primer viaje a América del Sur a bordo del vapor Bolívar, iniciando esa aventura rumbo al delta del Orinoco, en noviembre de 1892. Más tarde, compró una canoa a la que dio el nombre "Praga". A bordo de la misma y acompañado de un grupo de indígenas, Vráz navegó el Orinoco.

Durante su viaje, el explorador checo se guiaba por los apuntes de viajes del explorador y científico alemán, Alexander von Humboldt, quien en las postrimerías del siglo XVIII había visitado América Latina y estudiado la geografía y las etnias de varios países de la zona. Siguiendo el ejemplo del científico alemán, Enrique Stanko Vráz hizo varias escalas en lugares junto al río Orinoco, conviviendo algún tiempo con las distintas tribus autóctonas.

Vráz, quedó encantado con el modo de vida y las costumbres de los habitantes autóctonos de Sudamérica, así como por el paisaje local. Aprovechó su estancia en el lugar para sacar fotografías en negativos de vidrio, en las que fue documentando todo lo visto.

De Venezuela Vráz cruzó a Brasil, del Orinoco al Río Negro, hasta llegar a la ciudad brasileña de Manaos. A causa de varios accidentes sufridos durante la navegación, Enrique Stanko Vráz, perdió casi todos los objetos que había reunido durante el viaje y la falta de recursos financieros lo obligó también a vender su cámara fotográfica.

Enfermo, con escasos recursos, pero no rendido, Vráz prosiguió su viaje desde Manaos, cruzando la selva peruana y atravesando los Andes, hasta que el 27 de noviembre de 1893 logró llegar al Océano Pacífico. Las experiencias adquiridas durante ese viaje, Enrique Stanko Vráz las describió en su libro titulado "A través de la América Ecuatorial", publicado en Praga en el año 1900.

Al regresar a su país, Vráz también ofreció un sinnúmero de conferencias, acompañadas de proyecciones de sus diapositivas, que ayudaron a acercarle a los checos de manera explícita las tierras y a los habitantes autóctonos de América del Sur. Los negativos de vidrio forman parte hasta hoy de las colecciones del Museo Náprstek de Culturas Extraeuropeas, en Praga.

Enrique Stanko Vráz logró ver el mundo latinoamericano desde un ángulo diferente al de los demás viajeros, logrando captar cosas que pasaban desapercibidas por sus antecesores. La gira por Sudamérica lo hizo cambiar completamente, transformándolo de un comerciante indiferente que fue al comienzo de la hazaña, en el primer verdadero explorador científico checo.

Enrique Stanko Vráz visitó América Latina nuevamente en el año 1903. Con la intención de escribir un manual de geografía acompañado de fotografías e ilustraciones, Vráz recorrió una gran cantidad de ciudades de América del Sur y Centroamérica.

Sin embargo, ninguno de sus nuevos diarios de apuntes de viajes llegó a impresionar a los checos de la misma manera como fue en el caso de la obra de Vráz "A través de la América Ecuatorial". El explorador científico checo falleció en Praga el 20 de febrero de 1932.

20-02-2002