Bohuslav Schnirch logró la más acabada armonía entre la escultura y la arquitectura

15-11-2006

En esta edición les presentaremos a Bohuslav Schnirch, principal autor de la decoración escultórica del Teatro Nacional de Praga.

Bohuslav Schnirch (Foto: CTK)Bohuslav Schnirch (Foto: CTK) El 11 de junio de 1881 fue inaugurado solemnemente el Teatro Nacional de Praga con el estreno mundial de la ópera Libuse, de Federico Smetana.

Dos meses después, al atardecer del 12 de agosto de 1881, se desencadenó la tragedia: El Teatro Nacional fue devastado por un incendio.

Aquella tarde el escultor Bohuslav Schnirch trabajó en sus trigas, instaladas en la parte exterior del teatro. Cuando se dirigía a su casa se topó en la calle con el capataz de obras del Teatro Nacional, el señor Kusý.Uno de ellos levantó los ojos y se dio cuenta de que sobre el edificio teatral había humo. Corrieron al teatro y subieron rápidamente al desván donde se sumaron al puñado de hombres que intentaban apagar el incendio.

Las llamas y el humo se propagaron en un instante de manera que tuvieron que huir rápidamente para salvar sus vidas. Schnirch que encabezó el grupo que más tiempo había resistido a las llamas, tuvo que bajar arriesgadamente por el hilo metálico del pararrayos.

El escultor Bohuslav Schnirch era oriundo de la familia del renombrado constructor de carreteras y ferrocarriles en la monarquía austríaca, Josef Schnirch. En aquel entonces las tierras checas formaban parte del imperio de los Habsburgo. Por su parte, el tío abuelo del escultor fue proyectista de muchos puentes de cadenas, incluido el de Francisco I, construido en Praga.

La familia de los Schnirch se trasladaba de un lugar a otro por todo el territorio del imperio austríaco, pero el ingeniero Josef Schnirch se empeñó en proporcionar a sus hijos una educación checa. Por ejemplo, cuando vivían en Trieste, el monitor de sus hijos era el hermano del poeta Karel Hynek Mácha.


Bohuslav Schnirch nació en Praga el 10 de agosto de 1845 cuando su padre dirigía la construcción del ferrocarril de la capital checa a Dresde. El ingeniero Schnirch esperaba que su hijo continuara la tradición familiar. Sin embargo, cuando el joven optó por la carrera de escultor tuvo que luchar tenazmente con su padre para realizar su proyecto y marcharse a estudiar a las Academias de Artes Plásticas en Viena y en Múnich.

La triga de Schnirch (Foto: CTK)La triga de Schnirch (Foto: CTK) Schnirch vivió durante largo tiempo en Roma donde se familiarizó con el arte renacentista. No se radicó en Bohemia hasta 1875 cuando decidió construir en el actual barrio de Vinohrady una casa parecida a un palacio florentino.

Bohuslav Schnirch ganó el primer concurso para la decoración escultórica del Teatro Nacional ya que gracias a su estancia en Italia sus obras armonizaban perfectamente con el proyecto pseudorenacentista de la casa teatral, trazado por el arquitecto Josef Zítek. Schnirch también comprendió lo que se esperaba de él:que con sus obras estupendamente modeladas completase la arquitectura, pero sin perturbar su monumentalidad y serenidad.

Bohuslav Schnirch logró la más acabada armonía entre la escultura y la arquitectura en la balaustrada de la entrada principal para la cual esculpió las estatuas de Apolo y de las nueve Musas, hijas de Zeus y patronas de las Artes.

La obra más famosa de Schnirch en el edifcio del Teatro Nacional son sus trigas.

La triga es un carro triunfal de dos ruedas, tirado por tres caballos. La diosa de la Victoria, la Niké alada, con una estrella en la frente y una corona de laureles guía una de las trigas como personificación del Arte.

En la segunda triga, la diosa de la Victoria simboliza el Triunfo de la Nación.

Las trigas se convirtieron en el destino y en el trauma del escultor. Schnirch creó modelos de las trigas en escayola en la escala de 1:1 y los dejó izar con una grúa en los pilares de entrada del teatro. El incendio de la casa teatral el 12 de agosto de 1881 las destruyó. Schnirch volvió a crear las trigas de nuevo, pero falleció en 1901 a la edad de 56 años sin acabarlas. Las trigas serían terminadas por otros tres escultores e instaladas en el edificio del Teatro Nacional en 1911.

Bohuslav Schnirch es autor también de estatuas de destacadas personalidades checas.Como la más lograda se considera la estatua ecuestre del rey Jorge de Podiebrad, inaugurada en la ciudad de Podebrady en 1896.

15-11-2006