Una nueva esperanza para el arca de Schindler

30-01-2019

Gracias a la cinematografía americana la historia de Oskar Schindler y los judíos que salvó se hizo bien conocida. La fábrica donde los empleaba sigue en pie y hay nuevos esfuerzos de reconstruirla.

La fábrica de Schindler sigue en pie... (Foto: Miaow Miaow, Wikimedia Commons, Public Domain)La fábrica de Schindler sigue en pie... (Foto: Miaow Miaow, Wikimedia Commons, Public Domain) La figura de Oskar Schindler ha obtenido gran renombre a nivel mundial. El empresario alemán es conocido por haber empleado a los judíos trasladados de Polonia en su propia fábrica. Así, logró salvar a más de 1000 personas durante la Segunda Guerra Mundial.

Daniel Low-Beer, foto: David VaughanDaniel Low-Beer, foto: David Vaughan Su historia se cuenta en la novela El arca de Schindler de Thomas Keneally, publicada en 1982, y en la película que se basa en ella, La lista de Schindler del año 1993. Estas obras lo reflejan como un oportunista que en principio solo buscaba sacar beneficios, pero pronto se convirtió en una persona de gran iniciativa, tenacidad y dedicación, que logró salvar la vida de muchas personas.

Pocos saben que la fábrica de Schindler sigue en pie. Se encuentra en la ciudad de Brněnec al norte de Brno y desde hace mucho tiempo está en mal estado. Varios años se ha discutido sobre la reconstrucción del edificio y su transformación en un museo histórico.

La última iniciativa proviene de miembros de la familia Low-Beer, que fueron dueños de la fábrica hasta el año 1938, cuando llegaron los nazis. Más tarde, los descendientes de la familia crearon su propia fundación y hoy en día trabajan con la comunidad local para devolver la vida al edificio.

Daniel Low-Beer, uno de los descendientes de la familia, le contó a la Radiodifusión Checa algo sobre la historia de la fábrica.

“Fue una de las pocas fábricas donde se procesaba la lana hasta el producto final, es decir, se fabricaban aquí tejidos de lana. Pero todo se acabó en el año 1938. Volvimos después de 80 años y queremos participar en su renovación”.

Oskar Schindler, foto: ČT24Oskar Schindler, foto: ČT24 En 1938 vinieron los nazis y ocuparon la fábrica en Brněnec. Como muchas otras familias que no compartían la ideología nazi, los Low-Beer tuvieron que huir del país de inmediato.

“Tuvimos que huir para salvar nuestras vidas. Nos dispersamos hacia diferentes rincones del mundo. La historia de la familia muestra que aquí en Moravia los Low-Beer estaban en casa. Fue donde crecieron, construyeron sus propias fábricas, su cultura. Ahora viven en todas partes del mundo, aparte de Chequia”.

La fábrica en Brněnec se hizo conocida sobre todo gracias a Oskar Schindler, hombre que salvó a unas 1200 personas con raíces judías durante la Segunda Guerra Mundial, destaca Daniel Low-Beer.

“Esta fábrica vivió su propia historia durante la Guerra, se convirtió en el arca de Schindler, la que muchos conocen a través de la película La lista de Schindler de Steven Spielberg. Fue uno de los pocos sitios donde los judíos no se ejecutaban. Fue un campo de concentración, claro, pero muchos judíos fueron salvados gracias a Oskar y Emilia Schindler”.

Ahora lo único que ha quedado de la fábrica es un edificio en ruinas. El objetivo es construir un museo en su lugar y mostrar a los visitantes qué es lo que realmente sucedió en las instalaciones.

El edificio de la fábrica de Schindler en la actualidad: Luboš Kozel, archiv ČRoEl edificio de la fábrica de Schindler en la actualidad: Luboš Kozel, archiv ČRo Daniel y sus compañeros planean contar la historia de los últimos 150 años a través de la historia de la familia Low-Beer. Asimismo piensan organizar diferentes eventos para los locales, ya que el edificio es un importante lugar para toda la comunidad.

Dado que la familia de repente tuvo que emigrar, Daniel creció como inglés. Por su nacionalidad extranjera tiene que enfrentarse a varios problemas de logística, pero en cooperación con la comunidad local están en buen camino al éxito.

“Tenemos un equipo muy hábil. Conocemos la fábrica, entendemos la política local. Hemos logrado restablecer las relaciones entre nuestra familia y la comunidad”.

En la actualidad están trabajando en la construcción de una nueva escalera, en el fortalecimiento de las paredes y del techo.

Los planes de renovación fueron recibidos en la comunidad con gran entusiasmo. Los habitantes de la región mostraron interés en salvar el edificio, quieren involucrarse en el proyecto para evitar que se derrumbe, dice Low-Beer.

“Queremos recopilar la historia de nuestra familia. Queremos que el arca de Schindler albergue colecciones que cuenten historias: la historia de Oscar y Emilia Schindler, de la película La lista de Schindler; historias de la comunidad checa, alemana y judía de esta región”.

El proyecto está dividido en dos partes. En primer lugar se tiene que asegurar el edificio, en segundo lugar construir el arca. Sin tomar pasos el edificio se derrumbaría en unos seis, diez meses.

 La lista de Schindler La lista de Schindler Por razones de transparencia, el equipo inició un debate abierto en que se discute para qué fines debería servir el nuevo edificio, y cómo se deberían representar las historias que le dan tanto valor.

Daniel Low-Beer añade que las dos obras artísticas, la novela El arca de Schindler y la película La lista de Schindler, que difundieron la historia por todo el mundo, serán incorporadas al proyecto.

“Cooperamos con la fundación Shoah Foundation, que proporcionó entrevistas con los judíos de Schindler. Por supuesto sería un sueño trabajar también con Spielberg. La proyección de la película debería estar en el centro del proyecto, para que los niños puedan ver qué es lo que pasó aquí”.

La historia de Oskar Schindler y los judíos que salvó es una historia única, fundamental en el contexto checo y europeo. Por ello surgieron los esfuerzos de mantener los espacios en que los acontecimientos tuvieron lugar.

La reconstrucción del sitio no será un trabajo fácil, pero con la ayuda de patrocinadores el plan por fin parece realizable.

30-01-2019