Un auto provisto de cámaras controlará las zonas de aparcamiento para residentes

28-07-2016

Un automóvil especial con seis cámaras en el techo controlará a partir de agosto las zonas de aparcamiento especiales en la ciudad de Praga. Este detective callejero es capaz de reconocer las matrículas y mandar la información al registro central.

Foto: Filip Jandourek, ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo En el centro de Praga existe la llamada zona de aparcamiento de pago, donde se aplican diferentes restricciones, que van desde la obligatoriedad de comprar un ticket en un expendedor automático a la total prohibición de aparcar para los no residentes.

Las calles que entran en este último caso son conocidas como zonas azules y los residentes deben registrarse para poder usarlas. También se da el caso de no residentes que pagan cierta cantidad para poder entrar en el registro. Ahora un nuevo sistema de control ahorrará trabajo a la Policía de tráfico y hará todavía más estricto el control de estas zonas de aparcamiento.

Foto ilustrativa: Barbora KmentováFoto ilustrativa: Barbora Kmentová De comprobar que el coche aparcado está autorizado se encargará a partir de agosto un nuevo vehículo de control provisto de seis cámaras. La responsable del proyecto, Dana Jurášková, nos explica su funcionamiento.

“Cuatro de las cámaras captan las matrículas de los vehículos y las dos restantes la imagen, son cámaras de imagen convencionales. Las matrículas recabadas son enviadas al centro de información central y este las procesa. Esto sirve para propósitos estadísticos y para poner multas. En una hora somos capaces de leer entre 2.000 y 2.500 matrículas”.

El invento ahorrará a los residentes de las nuevas zonas azules la necesidad de ponerse en el parabrisas la pegatina que los identifica como tales. Los primeros barrios en los que se pondrá en marcha este sistema de control serán Smíchov y Dejvice.

28-07-2016