Reproducción masiva de la nutria en Chequia

20-09-2018

El Ministerio de Medio Ambiente planea reducir el número de nutrias silvestres que se han reproducido de manera masiva en la República Checa.

Foto: Capri23auto / Pixabay CC0Foto: Capri23auto / Pixabay CC0 El Ministerio de Medio Ambiente quiere regular el número de nutrias de río en la República Checa. Estos roedores, provenientes de América del Sur, se han reproducido en exceso principalmente en las ciudades checas, donde los alimentan los ciudadanos con regularidad.

Numerosas colonias de nutrias viven en las riberas de los ríos, en parques urbanos y pequeños estanques. La gente les da de comer pan viejo o diferentes restos, algunos incluso las acarician.

Foto: YouTubeFoto: YouTube El Ministerio está preparando un reglamento sobre la protección de la naturaleza y el medio ambiente, que ha de facilitar la captura de las nutrias y limitar sus colonias, explica el director del Departamento de Protección de Especies, Jan Šíma.

“En la actualidad los recursos para regular las especies invasoras, incluidas las nutrias de río, son limitados. La actitud frente a este problema debería mejorarse, y debería ser conceptual. Es necesario que se establezca la misma estrategia en todo el país. En el caso de la nutria, se tratará de una caza extensiva”.

En las ciudades, las nutrias se han domesticado. Cuando los animales ven que alguien se acerca al río para darles de comer, nadan hacia la orilla. Familias enteras vienen a alimentar y acariciar las nutrias en el río Moldava en el centro de Praga.

Sin embargo, la Administración Veterinaria no recomienda que las personas se acerquen a las nutrias. Pueden transmitirles enfermedades como la leptospirosis, tularemia o salmonella. Peter Majer, portavoz de la Administración Veterinaria, advierte de los posibles riesgos.

“Las nutrias son propensas a ciertos tipos de parásitos. Pueden por ejemplo tener la triquina, que es normalmente transmitida por el jabalí”.

Foto: Alexas_Foto / Pixabay CC0Foto: Alexas_Foto / Pixabay CC0 Majer hace hincapié en que es necesario seguir ciertas reglas higiénicas y observar los principios de comportamiento, tal como con otros animales silvestres. Hay que evitar el contacto directo con los animales, tanto vivos como los cadáveres, y también con el excremento. Si llega a haber un contacto, es necesario lavarse las manos con agua y jabón, o usar algún desinfectante disponible.

Aparte de traer riesgos para la salud, las nutrias devastan el medio ambiente. Cavan debajo de las riberas, lo que causa la caída de árboles. También destruyen los campos y hacen daño a los cultivos agrícolas.

En Hradec Králové ya se ha prohibido la alimentación de las nutrias. La gente puede recibir una multa de 400 euros, dice la portavoz de la Policía de Hradec Králové, Eva Kněžourová.

“El gran número de nutrias causó que se empezaran a dañar las riberas. Y cuando se perturban las riberas, empiezan a caer los árboles y arbustos. Esto ocurrió por ejemplo en el río Elba”.

La nueva normativa que ha de reducir el número de nutrias silvestres en Chequia debería pasar por el Gobierno a principios del año 2019.

20-09-2018