“Queremos que no haya más pobreza en el mundo”

17-05-2017

La Agencia de Desarrollo Checa ayuda en la promoción y realización de proyectos de ayuda en varios países del mundo. Su director, Michal Kaplan, se refirió en entrevista para Radio Praga, a determinados proyectos y destacó que expertos checos cooperan sobre todo en el sector de la agricultura y en la búsqueda de fuentes de agua subterránea.

Foto ilustrativa: Christian FalveyFoto ilustrativa: Christian Falvey Fundada en el año 2008, la Agencia de Desarrollo Checa, administrada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Praga, promovió o participó en varios proyectos de ayuda humanitaria. Como ejemplo mencionemos la salvación de los bosques en Mongolia, la búsqueda de un mejor acceso a agua potable en Serbia, la fabricación de quesos en Bosnia, así como el desarrollo de la agricultura en países de África.

El director de esa institución estatal checa, Michal Kaplan, destacó en entrevista para Radio Praga que la labor de la Agencia es multifacética y persigue una meta fundamental.

“Nuestra misión fundamental consiste en brindar ayuda para que no haya más pobreza en el mundo. Queremos que cada persona pueda vivir en condiciones dignas, y que en los países subdesarrollados se apliquen programas de desarrollo sostenible, en vista de los problemas que aquejan a nuestro planeta”.

Chequia promueve programas de ayuda humanitaria en 16 países del mundo

Michal Kaplan, foto: Ondřej TomšůMichal Kaplan, foto: Ondřej Tomšů La Agencia de Desarrollo promueve proyectos en unos 16 países que, según dijo Kaplan, son seleccionados por el Ministerio del Exterior, o el Gobierno. Entre los Estados prioritarios en este aspecto, con proyectos a largo plazo, figuran Bosnia y Herzegovina, Moldavia, Georgia, Etiopía, Camboya y Zambia. Además, amplia atención se dedica a proyectos en Afganistán y otros países, según indicó Michal Kaplan.

”Últimamente brindamos ayuda también en Ucrania y en Siria. La selección de los países depende de varios criterios, siendo el fundamental el grado de necesidad de la ayuda, o sea, el nivel de la pobreza. Justamente Etiopía, Zambia y Camboya figuran entre los países más necesitados. Otro criterio es la relativa estabilidad en el país en cuestión, que no haya en él enfrentamientos armados o un alto nivel de corrupción, para que nuestros expertos cuenten con condiciones adecuadas para realizar los proyectos. El tercer criterio indispensable es el nivel de las relaciones políticas y económicas entre Chequia y el país en cuestión y la presencia de una embajada checa, que es una de las premisas fundamentales para poder monitorear los programas”.

"Queremos que cada persona pueda vivir en condiciones dignas, y que en los países subdesarrollados se apliquen programas de desarrollo sostenible", destacó Michal Kaplan.

Los proyectos aplicados en Zambia fueron un tanto específicos, debido a que en el inicio de su promoción no había en ese país una representación diplomática checa. Ésta fue abierta recién hace poco, sostuvo Kaplan.

”Con Zambia nos unen contactos de los tiempos de la antigua Checoslovaquia, ellos nos conocen y conocen igualmente el nivel de nuestras tecnologías. La decisión del Gobierno checo de trasladar la embajada de este país de Harare a Lusaka se debió en parte a que Zambia representa un país prioritario para Chequia en cuanto a la ayuda y colaboración mutua, y esta agenda será una de las fundamentales de la nueva embajada checa en Zambia”.

Unos 20 millones de euros se destinan cada año a proyectos de ayuda

El Gobierno checo destina anualmente cerca de 20 millones de euros a proyectos humanitarios a través de la Agencia de Desarrollo Checa. Un 5% de ese dinero está reservado a labores administrativas, el resto es aprovechado en la realización de los programas de ayuda. Estos, como explicó Michal Kaplan, son coordinados con otros países.

"Queremos que la ayuda humanitaria sea proporcional y responda a las necesidades específicas de cada uno de los países en cuestión", señaló Kaplan.

”Nos coordinamos en el marco de la Unión Europea, porque algunos países se tornaron muy populares entre los donantes, por ejemplo en África se trata de Kenia y Tanzania. Son estados atractivos con una hermosa naturaleza y playas, mientras que otros países del continente no atraen tanto, entre ellos la República Centroafricana. Por ese motivo existe la coordinación, o distribución del trabajo en el marco de la Unión Europea. Queremos que la ayuda humanitaria sea proporcional y responda a las necesidades específicas de cada uno de los países en cuestión. También coordinamos las actividades dentro de algún país concreto. Chequia ayuda por ejemplo en Zambia, en los sectores Salud y Agricultura, mientras que los holandeses o los suizos asumen proyectos en Transportes y Energía, o en la reforma del sistema judicial”.

La ayuda checa se centra en la búsqueda de agua potable y la agricultura

El director de la Agencia de Desarrollo Checa recalcó que los proyectos que asume la República Checa aprovechan los conocimientos y la experiencia de los profesionales de este país en determinados sectores.

Foto ilustrativa: DFAT photo library via Foter.com / CC BYFoto ilustrativa: DFAT photo library via Foter.com / CC BY ”Gran parte de las finanzas brindadas por Chequia va destinada a proyectos de búsqueda de fuentes de agua potable y su saneamiento. La sequía y la escasez de agua potable son los problemas más graves de África. Tenemos buenos especialistas en geología que, además de buscar el agua, estudian los terrenos a fin de prevenir deslizamientos de tierra u otra catástrofe natural. Asumimos tareas también en la agricultura, como ya he mencionado, que para los países de África es la fuente más importante de alimentación. Expertos de universidades checas e instituciones públicas aplican allí determinados procedimientos en el cultivo de plantas agrícolas, para alcanzar una mayor resistencia de las plantas y garantizar una mayor cosecha. Además, varias organizaciones no gubernamentales ayudan a los agricultores africanos directamente en el campo”.

La Agencia de Desarrollo Checa promueve anualmente unos cien proyectos de ayuda. Michal Kaplan mencionó en entrevista para Radio Praga uno concreto, realizado en Camboya, que cambió completamente la vida a una persona, como dijo.

"La sequía y la escasez de agua potable son los problemas más graves de África. Tenemos buenos especialistas en geología que, además de buscar el agua, estudian los terrenos a fin de prevenir deslizamientos de tierra u otra catástrofe natural", indicó Kaplan.

”Se trató de un proyecto de educación inclusiva aplicado en Camboya. Una niña de un pueblo local tenía problemas de aprendizaje y malas notas, y los demás escolares la marginaban. Gracias a la aplicación por expertos checos de programas de educación inclusiva, el educador de la niña adquirió nuevos conocimientos sobre el tema y descubrió que la menor tenía problemas de la vista, que veía mal. La mandaron a una clínica donde fue operada y al regresar, el profesor se le dedicó más y todo fue mejorando. La niña nos contó más tarde que desde entonces le gustaba ir a la escuela, sus notas mejoraron, y que en casa le gustaba leer. Ese es un ejemplo concreto de una persona a la que la República Checa le ayudó”.

Resumiendo las labores de la Agencia de Desarrollo Checa, su director, Michal Kaplan destacó en especial el que se lograra mejorar la distribución y administración de los recursos financieros destinados a proyectos humanitarios. La agencia asumió tareas innovadoras y promueve nuevos programas, por ejemplo de colaboración con el sector privado, lo que ayuda a la promoción de programas de ayuda humanitaria entre las compañías privadas. Otro gran logro de la Agencia es un mayor presupuesto para sus programas y el que se vislumbra su acreditación por la Comisión Europea.

17-05-2017