Parranda mexicana para la integración en Praga

21-09-2011

El festival Vivir la Ciudad de otra Forma (Zažít město jinak) hará este sábado de Praga una ciudad más habitable, más ecológica y agradable en muchos de sus rincones. Uno de sus grandes protagonistas será el restaurante mexicano Las Adelitas, que cerrará la calle Americká para convertirla en una fiesta multicultural para todo el mundo.

Este fin de semana Praga será otra ciudad. Más verde, más ciclista, más cosmopolita, más artística, más sociable. El festival Vivir la Ciudad de otra Forma, que celebra ya su sexta edición, recoge toda una serie de actividades de todo tipo al aire libre pensadas por diversos colectivos con el denominador común de fomentar buenos hábitos y el buen clima entre los habitantes de la capital. Los eventos se sucederán por decenas de lugares de Praga, pero este año el epicentro de todo estará alrededor del restaurante mexicano Las Adelitas, en la calle Americká, en Praga 2. Uno de sus responsables, Patricio Ibargüengoitia, explica que gracias a este festival, que les ha cedido una buena parte del peso de la organización, han tenido la oportunidad de realizar una idea que tuvieron hace tiempo.

“Se nos ocurrió el proyecto de cerrar la calle y hacer un festival en ella, que es algo poco usual en México. Al principio nos rechazaron el permiso en la municipalidad. Pero al contactar con la gente de Zažít město jinak, y Automat, con quienes ya hicimos un evento en verano, les gustó la idea que teníamos, nos dijeron que tenían el permiso para el festival, y nos dieron la oportunidad de organizárselo para ellos”.

Patricio IbargüengoitiaPatricio Ibargüengoitia Desde esa misma calle Americká partirá a las 13:00 horas uno de los eventos clásicos del festival, la marcha ciclista, que irá recorriendo los diversos puntos de la capital donde se celebran las actividades, para terminar en el parque de Letná 15 kilómetros después.

A lo largo de todo el tramo donde se encuentra el restaurante Las Adelitas, de esquina a esquina, habrá un claro sabor mexicano, pero no solo, también habrá espacio para otros países latinoamericanos, continúa contando Patricio Ibargüengoitia.

“Al final de la calle, donde tenemos el restaurante, viene lo que es México y otras partes de Latinoamérica. La decoración que vamos a hacer sobre la calle es típicamente mexicana, toda de papel picado. La música también será de México, de bandas de allí y dj’s que apoyen la música mexicana. La gente en esta parte podrá degustar comida, tequila, arte, sabores, bailes… va a haber talleres de baile y un poco de lo que es México, un festival multicultural”.

Plaza de la Paz (Náměstí Míru)Plaza de la Paz (Náměstí Míru) En el resto de la calle, hasta llegar a la Plaza de la Paz (Náměstí Míru), harán algo parecido otros propietarios de negocios de la zona, cuenta el ‘adelito’ Ibargüengoitia.

“El principio de la calle va a ser de tiendas de moda, de diseñadores checos hogareños que tienen sus pequeños negocios, y también todos los negocios de la calle, que son búlgaros, italianos… y nosotros, mexicanos. Todos nos estamos uniendo para hacer este evento multicultural y darle ese sabor. Los países balcánicos y el país mediterráneo van a estar dando degustaciones de vinos, queso, comida… Más adelante, en la glorieta va a haber un DJ y degustaciones de cócteles más tropicales y música ‘guapachosa’ para que la gente baile”.

No se han olvidado de los más pequeños, que también tendrán una parte de la calle para ellos. Todo, según destaca Ibargüengoitia, para hacer de esta calle mexicana una fiesta de integración.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea “Después en otro pedacito de la calle habrá actividades para los niños, los que viven en esta zona, en Praga 2, que son extranjeros y checos, para que se reúnan y jueguen juntos y de alguna forma se integren. Hay muchos extranjeros viviendo en esta zona. Queremos que se integren y formen una comunidad más fuerte. Esperamos que haya un buen clima para que el festival tenga auge, y que vengan muchos checos a integrarse con nosotros, con los latinos, que somos minoría, y que queremos vivir con ellos”.

La calle Americká de Praga será mexicana este sábado desde las 10 de la mañana hasta las 20:00.

21-09-2011