Michal Sindelár, nueva estrella de la música rock checa

22-05-2004

En el firmamento musical checo apareció una nueva estrella de extraordinario esplendor. Y ello pese a que su nombre lo conocen ya todos los admiradores del legendario grupo de rock checo Katapult.

Michal Sindelár abandonó la percusión en Katapult, grupo con el que actuaba en los últimos ocho años, y decidió emprender su propio camino.

Para este fin, Michal Sindelár fundó el grupo MSP, que es la abreviatura de Michal Sindelár Proyect, y en estos días presentó su primer disco compacto "Caían las estrellas". En el mismo se presenta no solo como un excelente percusionista, sino también como cantante, letrista y compositor de todas las canciones que figuran en el álbum.

"No se trata de que estuviese convencido de que yo hago las cosas mejor que los otros. Todo lo contrario. Pero quise comprobar mis capacidades como músico. Además, todo lo que atañe a la música me gusta y atrae. Pero debo admitir que el trabajo sobre mi primer álbum no fue cosa fácil y rápida".

Las canciones del álbum "Caían las estrellas", de Michal Sindelár, tienen un carácter muy personal. El músico señaló que precisamente esta fue la meta que perseguía.

"Espero que logré transmitir por medio del disco mis sentimientos internos y dirigir un mensaje hacia los que lo escuchen. Me esforcé de no esconderme detrás de los tonos, al contrario, quise expresar muchas cosas sobre mi mismo y sobre mi propia manera de ver y concebir el mundo".

Michal Sindelár afirmó que trató de hacer un álbum multicolor en cuanto a letras y música se refiere.

"No me gusta cuando uno se pone a escuchar un álbum y todas las canciones se parecen una a la otra. Además, no me gustaría hacer todo el tiempo un determinado tipo de música. Más bien prefiero navegar entre los géneros y los estilos. Algunos afirman que soy como un camaleón, lo que no me enfada, sino más bien me llena de orgullo".

Michal Sindelár destacó que no fue fácil para él abandonar el grupo Katapult, tanto más que uno de los promotores y fundadores del mismo es su propio padre, que lleva el mismo nombre que él. Pero, según destacó Michal Sindelár con humor, la actuación en el grupo Katapult fue como un matrimonio con una mujer 30 años mayor de él.

"Siento cierta tristeza porque ocho años no son poco tiempo. Con Katapult inicié mi carrera artística y, además, se trató de un tiempo muy fructífero para mí. Durante el mismo adquirí valiosas experiencias pero llegó la hora de abandonar a Katapult y de unir mi vida artística con "una chica más joven".

El grupo Katapult es una de las grandes leyendas de la música rock en la República Checa que festejará el año próximo los 30 años de su existencia. A sus conciertos siguen acudiendo miles de espectadores.

La composición del grupo cambió varias veces durante ese largo período, pero su música y estilo siguen siendo iguales - repletos de una magia especial a la que contribuyen en gran medida las inconfundibles voces de sus dos principales protagonistas, Oldrich Ríha y Michal Sidelár.

Desde el propio año de su fundación, en 1975, Katapult tuvo sembrado de espinas su camino hacia el público. Fue prohibido varias veces por el régimen totalitario por estar sobrepasando constantemente los límites de lo aceptable para los jerarcas comunistas que insistían ferozmente en la pretendida pureza ideológica de la cultura en la entonces Checoslovaquia socialista.

Pero Katapult sobrevivió a todas las dificultades. Durante su larga trayectoria editó decenas de discos y fue galardonado con numerosos premios nacionales y extranjeros. Y lo que resulta más importante - sigue continuando su exitosa carrera artística y deleitando a la ya tercera generación de sus admiradores.

Los integrantes del grupo Katapult se preparan intensamente para los festejos del 30 aniversario de su fundación, señaló Michal Sindelár, quien canta y toca la guitarra.

"Por supuesto que nos preparamos ya desde ahora para festejar los 30 años de la existencia de Katapult. Me siento un poco triste de que en la serie de conciertos que daremos con este motivo en la República Checa y Eslovaquia la percusión no estará a cargo de mi hijo. Pero por otro lado me alegra que festejemos el aniversario en la formación original, puesto que decidió volver a Katapult el primer percusionista que actuaba con nosotros desde los principios en 1975, Anatol Kohout".

Hasta finales de julio, Katapult ofrecerá conciertos en varias ciudades checas. En otoño prevé editar un nuevo álbum con nuevas canciones y rodar un clip, agregó Michal Sindelár.

22-05-2004