México y Chequia apuestan por la cooperación científica medioambiental y agroalimentaria

19-11-2015

La Universidad Checa de Agricultura acogió recientemente en Praga la conferencia internacional 'Tropical Biodiversity Conservation Conference' (TBCC 2015), enfocada en la conservación de la biodiversidad de ecosistemas tropicales. Entre los 20 especialistas de seis países se presentaron también expertos mexicanos de la Universidad Autónoma de Chapingo y del Colegio de Postgraduados, quienes mostraron interés en colaborar con académicos y empresas del sector agroalimentario y medioambienal de la República Checa.

Conferencia sobre la Protección de la Biodiversidad Tropical, foto: Dominika BernáthováConferencia sobre la Protección de la Biodiversidad Tropical, foto: Dominika Bernáthová A pesar de carecer de bosques tropicales, la República Checa es uno de los tres países que organiza la conferencia 'Tropical Biodiversity Conservation Conference' Junto a México e Indonesia. El evento establece desde 2014 una base para propuestas relacionadas con la protección del medioambiente.

Uno de los objetivos de la conferencia se basa en la unión del sector no lucrativo con el campo académico a fin de buscar conjuntamente soluciones para proteger la biodiversidad y las selvas tropicales, según explicó a Radio Praga el profesor de Microfinanzas de la Universidad Checa de Agricultura, Tomáš Hes.

“Los académicos viven en una burbuja, en un microclima. En realidad no están tan vinculados con los proyectos que pasan en el campo o los proyectos de desarrollo, mientras que los activistas sí lo están haciendo, pero a veces les falta un poco de teoría. Y sin buena teoría no sirve ninuga práctica a largo plazo. El formato de esta conferencia es muy innovador, porque mete en un aula estos dos grupos de diferentes personas e incluso lleva a crear fricciones, que son positivas Los académicos se dan cuenta de que no todo es la academia y los activistas que no todo es la práctica en el campo”.

La sostenibilidad fue el marco común de las ponencias expuestas, en las que se abarcaron temas desde el desarrollo sostenible del campo, la producción animal y forestal hasta los techos verdes en la Ciudad de México, entre otros.

“Surgirá una tradición de intercambios entre Chequia y México“

Tomáš Hes, foto: Universidad Checa de AgriculturaTomáš Hes, foto: Universidad Checa de Agricultura Durante su investigación en la Universidad de Chapingo, Tomáš Hes entabló contactos con especialistas locales, plantando así la semilla de la colaboración entre ambos países, según prosigue.

“Diría que esta visita de los maestros, doctores y profesores mexicanos ha sido sin precedentes. Nunca en la historia se ha hecho algo así entre dos universidades de la importancia del Colegio de Postgraduados, la Unviersidad de Chapingo y esta universidad. De ahí surgirá una tradición de intercambios, que de cierta manera bendijo el embajador”.

Tomas Martínez Saldana, profesor del Colegio de Postgraduados, certificó el interés en cooperar con los académicos y empresas de sector agroalimentario y medioambIental de la República Checa, cuya tecnología de estos ámbitos tiene proyección mundial, según reconoció.

“La experiencia que existe aquí ahora se vuelve internacional porque hay empresas transnacionales checas de la leche y de la tecnología agropecuaria. Eso fue un motor que me permitió platicar con el doctor Hes, e invitarlo a Chapingo para que viéramos la posibilidad de un vínculo”.

“Hay un vínculo histórico entre la agricultura checa y la mexicana”

Especialistas mexicanos, foto: Dominika BernáthováEspecialistas mexicanos, foto: Dominika Bernáthová El profesor destacó asimismo la herencia checa en el sector agroalimentario mexicano, surgida a raíz de acontecimientos históricos.

“Me dediqué en otra ocasión a estudiar un poco lo que los checos mandaron a México, cuando era el Imperio Austrohúngaro. Primero tuvimos contacto a través de Carlos V, y por segundo la presencia de los jesuitas, de los técnicos, en el siglo XVII y VIII. En el siglo XIX los técnicos que llevó Maximiliano, no hay que olvidar que tuvimos en M=xico un emperador austrohúngaro. Por esta razón hay un cierto acercamiento”.

Tomás Martínez Saldana aprovechó la reunión para rendir homenaje al fallecido experto checo Leopoldo Fukovski, que desarrolló en el Colegio de Postgraduados una meritoria investigación de fitopatología enfocada en la producción de tequila.

Carlos Miguel Becerril-Pérez, profesor del Colegio de Postgraduados, apuntó que debido al obstáculo que representa la lejanía geográfica entre ambos países, tiene que haber un punto de interés muy sólido para llevar a cabo el intercambio de experiencias entre los estudiantes y especialistas checos y mexicanos.

“Aquí no siempre es una situación de costo y beneficio, sino una situación de conveniencia de la política exterior entre los países y las relaciones humanas, de la cultura, la ciencia, que no son inmediatos. Considero que para los checos México ofrece una diversidad cultural, ambiental, emocional, y es muy bueno que los checos se abran al mundo occidental, a países con tradiciones diferentes. Somos Sudamérica, que aportó grandes cosas al mundo”.

Jesús Loera Martínez, profesor de Economía de la Universidad de Chapingo, apreció la preocupación de la República Checa en una problemática que no la afecta inmediatamente, ya que no tiene bosques tropicales.

Foto ilustrativa: Shao, CC 3.0Foto ilustrativa: Shao, CC 3.0 “El hecho de que participen significa que están conscientes que también están demandando bienes que provienen de allá y están preocupados por lo que está sucediendo allá. Los recursos no son renovables y tenemos que hacer un uso racional de ellos. El hecho porque participamos en este evento es porque se presta atención a uno de los ecosistemas y más frágiles de planeta, que son las zonas tropicales. Cuando llegamos a una selva creemos que la riqueza es inmensa e inagotable. Pero es el ecosistema más frágil que hay en el universo porque depende precisamente de un equilibrio intrínseco inherente, que en cuanto se rompe por las quemas, las apertura de tierra, el cultivio, etcétera, eso se acaba inmediantamente”.

Todos los participantes coincidieron en la necesidad de promover el intercambio de experiencias de dichos sectores entre ambos países. Actualmente siete estudiantes de la Universidad de Chapingo estudian en la Facultad de la Agricultura Tropical de la Universidad Checa de Agricultura y ya se ha iniciado un proceso formal para acordar un convenio que posibilitará seguir con el intercambio estudiantil.

19-11-2015