Los proyectos y los descubrimientos del geólogo checo Otto Horský en Perú

14-05-2015

Las importantes investigaciones geotécnicas en Machu Picchu y en el río Mantaro o el descubrimiento de unas misteriosas pinturas rupestres en Huayatará son algunas de las experiencias peruanas del geólogo checo Otto Horský. Sobre sus aventuras en este país andino habló este martes en una conferencia en el Instituto Cervantes de Praga. A Radio Praga también concedió una interesante entrevista.

Otto Horský con sus compañeros, foto: Dominika BernáthováOtto Horský con sus compañeros, foto: Dominika Bernáthová Otto Horský soñaba con conocer las culturas indígenas en persona desde su infancia. Detrás de la realización de este sueño en el otro lado del charco hubo un inmenso esfuerzo, según relató el geólogo para Radio Praga.

“Tras graduarme empecé a estudiar idiomas, sobre todo el español. Quería ir a Perú y colaborar con ellos, por lo cual me puse desde 1965 a contactar todas las universidades de América Latina. Ahora se han cumplido 50 años desde que entablé mis primeros contactos y empecé a colaborar con Latinoamérica. Llegar allí no fue fácil y me esforcé mucho. Cuando el Gobierno checoslovaco decidió establecer en Perú una oficina técnica de investigación, yo ya era conocido en este sector. Antes por ejemplo ya había elaborado tres proyectos para la ONU, y resultó que en 1974 me nombraron el director de la oficina”.

Los checos entre la élite de investigación geotécnica

Perú, fuente: Natural Earth Data, Wikimedia CC BY-SA 3.0Perú, fuente: Natural Earth Data, Wikimedia CC BY-SA 3.0 La colaboración benefició las relaciones entre ambos países y desde el punto de vista profesional representó un gran reto para los especialistas checoslovacos, explica Otto Horský.

“Nos interesaba colaborar con Perú en sus proyectos, ya que el país dispone de muchas superficies acuáticas que sirven para producir energía eléctrica. Los checoslovacos siempre hemos sido punteros en este sector a nivel mundial, sobre todo en las investigaciones geotécnicas, que siempre se realizan antes de construir una gran obra”.

La ampliación de la hidrocentral en Machu Picchu y en Mantaro

Central Hidroelectrica del Mantaro, foto: jose luis, Wikimedia CC BY-SA 4.0Central Hidroelectrica del Mantaro, foto: jose luis, Wikimedia CC BY-SA 4.0 Otro gran desafío laboral para los geólogos checoslovacos llegó con la invitación de participar en la ampliación de la central hidroeléctrica situada en Machu Picchu. El equipo checoslovaco se encargó de la investigación geotécnica del terreno y sus excelentes resultados les abrieron las puertas para tomar parte en otros importantes proyectos, entre ellos por ejemplo la ampliación de la Central en el río Mantaro.

Esta obra situada en la región central de Perú actualmente genera el 20% de toda la electricidad del país y para el equipo checoslovaco representó el proyecto más importante en su misión peruana, y al mismo tiempo el más complicado, apunta Otto Horský.

Río Mantaro, foto: Maurice Chédel, Wikimedia Public DomainRío Mantaro, foto: Maurice Chédel, Wikimedia Public Domain “Nos fijamos en que el primer grado de la presa, de unos 80 metros de altura, fue construido encima de un inmenso desprendimiento de rocas, que estaba empujando el dique. Si se hubiera desprendido, habría destruido la presa entera, y el agua habría inundado los alrededores. Y si tenemos en cuenta toda la energía que dependía de este primer grado, habría sido una catástrofe. Nosotros nos fijamos en ello y participamos en la solución de este problema. Yo y muchos más lo consideramos la mayor intervención del hombre en este sector para evitar una catástrofe”.

El descubrimiento arqueológico en la 'Expedición Titicaca 2004'

Lago Titicaca, foto: NASA, Public DomainLago Titicaca, foto: NASA, Public Domain Tras su estancia en el Perú, Otto Horský partió en los años ochenta a Cuba donde operó como ingeniero principal del Ministerio de Construcción. Su cargo consistió en asistir a la edificación de obras acuáticas, centrales eléctricas y comunicaciones terrestres. La complicada investigación geotécnica para la central électrica de bombeo en la cordillera Escambray brindó a los geólogos y geotécnicos checoslovacos un gran reconocimiento.

Otto Horský tuvo por delante otra aventura peruana. En 2004 fue invitado a formar parte de la 'Expedición Titicaca', una misión cuyo objetivo fue llevar a cabo una descripción histórico-geográfica del mayor lago de Latinoamérica e investigar sobre la sociedad que habitaba sus orillas.

Durante esta misión Otto Horský realizó un descubrimiento de gran importancia.

“Queríamos prepararnos bien para la expedición, por lo cual visitamos también otros lugares. En la ciudad de Hauyatara descubrí unas pinturas rupestres grabadas en unos enormes bloques de piedra. Se trata de unas escenas que insinúan que alguna vez podrían haber aparecido allí unos extraterrestes. Se ve una figura con una escafandra en la cabeza, hay también una figura de guardia. Existen cientos de descubrimientos como este, pero que estén descritos y documentados tiene un enorme valor para ellos. Yo lo describí en mi libro 'Incuasi –la Sede de los Dioses'”.

En Perú hay terremotos a diario

Otto Horský y Marita Landaveri, foto: Dominika BernáthováOtto Horský y Marita Landaveri, foto: Dominika Bernáthová Como geólogo, Otto Horský se interesa también por el fenómeno de los terremotos, que se dan en Perú con abundancia. El especialista explicó a Radio Praga la causa de los frecuentes temblores de las tierras de América del Sur.

“Es un movimiento de las placa continentales. La placa del Océano Pacífico se desliza por debajo de la del continente americano, lo que produce una fricción que causa los temblores. Además hace que las cordilleras se vayan elevando. Hace unos 60 millones de años, las cordilleras no existían y, por ejemplo, el lago Titicaca que ahora se sitúa en una gran altura, se hallaba antes a nivel del mar. Desde este punto de vista la geología sigue estando viva allí, ya que este proceso causa desprendimientos”.

Debajo del Huascarán fallecieron también 15 alpinistas checoslovacos

Huascarán, foto: Patricio Mena Vásconez, Public DomainHuascarán, foto: Patricio Mena Vásconez, Public Domain Un terremoto estuvo también detrás de la gran tragedia, de la que se cumplirán este 31 de mayo 45 años. Otto Horský recordó durante la conferencia esta catástrofe, entre cuyas aproximadamente 3500 víctimas se hallaban también 15 alpinistas checoslovacos.

“Se produjo un fuerte terremoto que causó el desprendimiento de una inmensa parte del Huascarán. Esta masa de hielo y piedras de unos 8 kilómetros de anchura cayó al valle y enterró a nuestra expedición alpinista”.

Cuzco, foto: Wikiperuvian, Public DomainCuzco, foto: Wikiperuvian, Public Domain El gran sueño de Otto Horský de conocer la población indígena se hizo realidad durante su estancia y el geólogo cobró a los habitantes mucho cariño, según recuerda.

“Los indígenas son muy amables. Los niños son educados, si les ofreces algo rico de comer lo comparten con los demás. Siempre he querido vivir esto y se cumplió mi sueño. Tienen muchas costumbres, cada ciudad grande tiene su patrón al que homenajean. En Cuzco, en la ciudad real de los Incas, se celebran los juegos intiraimi cuando los sacerdotes sacrifican Lima, sacándole el corazón y echándolo a un lago”.

Foto: Kristýna Maková, Archivo de ČRo - Radio PragaFoto: Kristýna Maková, Archivo de ČRo - Radio Praga Los especialistas checos enviados por la Academia de Ciencias de la República Checa y la Universidad Carolina desarrollan en Perú diversos proyectos geotécnicos e hidrológicos hasta la actualidad y Otto Horský está orgulloso de que esta colaboración, en cuyos principios tuvo un importante papel, se conserve hasta la actualidad.

14-05-2015