Los arqueólogos checos hallan una aldea de la Edad de Piedra

25-06-2015

Las tierras del municipio de Valdštejn, en Bohemia del Norte, escondían restos de una aldea de la Edad de Piedra. Los arqueólogos del Museo del Paraíso Checo realizan actualmente trabajos de rescate antes de que el lugar acabe destruido por las excavadoras.

Foto: Ivana BernáthováFoto: Ivana Bernáthová Los arqueólogos intuían que en Valdštejn podían hallarse descubrimientos interesantes. Al enterarse de que en el lugar se construiría una fábrica de lámparas, se pusieron manos a la obra y tras las primeras tres zanjas sus expectativas se hicieron realidad, explica el arqueólogo Jan Prostředník.

“Estimamos que esta localidad podía guardar algunos restos arqueológicos interesantes, precisamente porque está documentado que en el siglo XIV se hallaba aquí una aldea, que en el siglo XVII, después de la Guerra de los Treinta Años, lo compró la familia noble de los Wallenstein para fundar un latifundio. Dado que estamos en la orilla de un lago que se llenó durante la Edad de Piedra era probable que pudiéramos encontrar objetos de aquella época”.

Los objetos hallados en Valdštejn mostraron que el poblado procedía de la época del Neolítico. La arqueóloga Pavla Mašková revela qué artefactos han logrado extraer de momento de las profundidades de la tierra.

Pavla Mašková, foto: Ivana BernáthováPavla Mašková, foto: Ivana Bernáthová “Hemos encontrado unas herramientas hechas de piedra que la gente entonces utilizaba para desprender esquirla de piedras para fabricar cuchillas o saetas para cazar animales”.

Las excavaciones revelaron también numerosos hoyos que servían para extraer arcilla, una de las materias frecuentemente utilizadas para todo tipo de trabajos en la época del Neolítico. Jan Prostředník sostiene que las excavaciones sacarán a la luz más artefactos.

“Seguramente hallaremos aquí restos de casas circulares, el tipo de vivienda más corriente de aquella época. Creo que encontraremos también hornos, depósitos y graneros que todavía podrían contener algunos alimentos que se puedan analizar”.

Hace ocho años, el municipio de Příšovice, situado muy cerca de la localidad de Valdštejn, dio a luz una de las necrópolis más extensas y mejor conservadas de la Edad del Bronce. A partir de la próxima semana, los objetos excavados estarán por primera vez expuestos para el público en el Museo de Bohemia del Norte, en la ciuda de Liberec.

La exposición 'La Vida y la Muerte en la Prehistoria' mostrará una maqueta del antiguo crematorio encontrado en la localidad, que representa para los arqueólogos una importante fuente de conocimientos sobre cómo eran los entierros en la Edad de Bronce.

Se expondrán asimismo recipientes con verdaderos restos mortales y los visitantes podrán conocer la manera de vivir y alimentarse de las personas de aquella época.

25-06-2015