Las leyes hipotecarias se endurecerán en la República Checa

27-09-2018

Conseguir una hipoteca no será tan fácil en Chequia a partir de la semana que viene, cuando entrarán en vigor unas normas más estrictas.

Foto ilustrativa: nattanan23 / Pixabay, CC0Foto ilustrativa: nattanan23 / Pixabay, CC0 Crece el interés de los checos por conseguir un préstamo en las últimas semanas con la intención de adquirir una vivienda. Esto se debe a la próxima implantación, desde la semana que viene, de unas condiciones más duras en lo que se refiere a la obtención de un préstamo hipotecario.

Foto: Filip Jandourek, ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo Por ejemplo, solo en agosto unas 8500 personas pidieron una hipoteca, una diferencia notable frente a las 7000 que lo solicitaron en julio. Pero dado que el mes está a punto de terminar, ahora solo es posible pedir una hipoteca con las condiciones actuales en algunos bancos, como explica Libor Ostatek, director de la compañía de asesoramiento financiero Golem Finance.

“En algunos bancos es posible presentar una solicitud y tramitarla a final del mes, pero en algunos bancos ya hay que firmar el contrato directamente. Eso significa que se debe tramitar la aprobación y firmarse el contrato“.

Entre los nuevos cambios que endurecerán la ley hipotecaria, los bancos no permitirán que los pagos de un cliente superen el 45% de sus ingresos netos mensuales, esto provocará que mucha gente no pueda permitirse una hipoteca, tal y como nos cuenta Daniel Horñák, de la compañía especialista en hipotecas Chytrý Honza.

Milan Voldřich, fuente: archivo de Milan VoldřichMilan Voldřich, fuente: archivo de Milan Voldřich “Ahora hay clientes que piden hipotecas por valor de 117 000 euros, esto significa que debería pagar 460 euros al mes con una tasa de interés del 2.5%. Hoy en día podría cobrar 860 euros netos. Pero si ese mismo cliente solicitara una hipoteca desde octubre, deberá cobrar unos 1170 euros netos“.

Los analistas señalan que estos cambios afectarán especialmente a las familias jovenes y a gran parte de la clase media. Y aumentarán los casos en los que los jovenes tengan que recurrir a sus padres para pedir una hipoteca, según señala Milan Voldřich, director del departamento de créditos hipotecarios de la entidad bancaria Raiffeisenbank.

“Probablemente nos encontraremos con una gran subida de las tasas de interés. Serán más comunes los casos en los que la gente pida un crédito con sus padres, ya que gracias a sus ingresos podrán tener una hipoteca mayor“.

La situación puede volverse especialmente complicada en las ciudades grandes, donde el precio de los inmuebles está creciendo alrededor de un 10% anual.

Por su parte, el Banco Nacional Checo recomienda a los ciudadanos que no pidan préstamos que superen nueve veces su salario anual neto.

27-09-2018