La Asociación Tomáš Garrigue Masaryk, fomenta las relaciones culturales entre mexicanos y checos

En esta edición de nuestro espacio regular les presentaremos las actividades que desarrolla la Asociación Tomáš Garrigue Masaryk en la ciudad de México. Vía telefónica conversamos con Eduardo Kotásek, responsable de cultura y enlace con la embajada checa en México.

Eduardo Kotásek, foto: archivo de E. KotásekEduardo Kotásek, foto: archivo de E. Kotásek Arquitecto de profesión y residente en la Ciudad de México, Eduardo Kotásek, es uno de los miembros de una asociación que lleva el nombre del primer presidente checoslovaco, Tomás Garrigue Masaryk. En los siguientes minutos Eduardo Kotásek nos contará acerca de las actividades que desarrollan checos y mexicanos.

“Nosotros tenemos una asociación en México denominada la Asociación Tomáš Garrigue Masaryk. Y también tenemos una relación con la Universidad Autónoma Metropolitana, en este sentido nosotros trabajamos todas las actividades culturales. Yo en particular soy el director general de cultura y el enlace con la embajada de la República Checa en México”.

Mostrando al pueblo mexicano las tradiciones checas

Entre los objetivos principales de la agrupación destacan las relaciones culturales.

Foto: archivo de E. KotásekFoto: archivo de E. Kotásek “Nuestra función como Asociación es mostrar al pueblo mexicano las tradiciones de la República Checa. Es una difusión de la cultura en todos los sentidos para enlazar ambos países”. De acuerdo con informaciones de la Asociación en México hay centenares de descendientes de checos y eslovacos.

“En la Asociación estamos conformados aproximadamente unos 150 miembros. Tenemos entendido que en México aproximadamente hay alrededor de 300, 350 personas, descendientes de checoslovacos. Y en la Asociación contamos con una Directiva de siete personas”.

Las puertas abiertas para todos

Las puertas de la Asociación Tomáš Garrigue Masaryk tiene sus puertas abiertas a todas las personas interesadas en las actividades vinculadas con Chequia.

“Esta Asociación, era en sus inicios la Asociación Checoslovaca, después de la división de ambos países en 1993 se refundó la Asociación como únicamente checa. Sin embargo, esta Asociación recoge a mexicanos que tengan empatía, que tengan simpatía y que tengas actividades de interés de coadyuvar con nosotros en todas nuestras actividades”.

Cuatro veces al año los mexicanos tienen la oportunidad de conocer detalles sobre diferentes fiestas y actividades tradicionales. La primera es precisamente en honor al presidente Tomáš Garrigue Masaryk.

“Nosotros tenemos una calle denominada Masaryk, que es una de las principales calles de la ciudad de Mexico, en esta se encuentra una estatua del presidente Masaryk que fue donada por la República Checa. En este monumento nosotros llevamos a cabo la celebración y los honores al presidente y cantamos el himno checo. Aquí tenemos un coro de niños mexicanos que cantan en checo”.

Los huevitos de la Pascua checa se conocen en México

Foto: archivo de E. KotásekFoto: archivo de E. Kotásek Muy colorida resulta la celebración de la Pascua, en la que su símbolo principal son huevitos multicolores, que se confeccionan con diferentes técnicas.

“Posteriormente llevamos a cabo lo que sería la Pascua checa, hacemos una actividad en un parque público donde lleva la gente y se le dan clases de cómo pintar estos huevos a la usanza checoslovaca. Se hace una exposición de los mismos y se dan pláticas de todas las tradiciones checas”.

Mikuláš, reparte dulces y golosinas

Foto: archivo de E. KotásekFoto: archivo de E. Kotásek Una celebración muy especial tiene lugar siempre el 28 de octubre, el Día Nacional de la República Checa, dijo Kotásek y mencionó que tampoco se olvida a los niños.

“El día 28 de octubre celebramos el Día Nacional con u n brindis que se llevó a cabo en la embajada checa en México. Celebramos también en la embajada el evento denominado Mikulaš, el pasado 6 de diciembre, con la asistencia de todos los niños checo-mexicanos. Con eso cerramos nosotros este año nuestras actividades”.

Las actividades relacionadas con la República Checa tienen también otros protagonistas y entusiastas en México.

“Tenemos otra colonia aquí dentro de la Ciudad de México denominada San Jerónimo Lidice. También una escuela que se llama República Checoslovaca. Estos niños pertenecen a un coro que ha dirigido nuestra presidenta, de la Asociación, Edna Gómez Ruiz, que ha ayudado para que estos niños aprendan a cantar estas canciones checas”.

Mexicano, pero de raíces checas

La familia Kotásek en la aldea Ratiškovice, foto: archivo de E. KotásekLa familia Kotásek en la aldea Ratiškovice, foto: archivo de E. Kotásek El apellido Kotásek es sin duda de origen checo, por lo que le pedimos a Eduardo que nos dijera algo al respecto.

“Bueno, yo soy descendiente de checoslovaco. Mis orígenes son de una ciudad llamada Ratíškovice, en la zona de Hodonín, curiosamente es la zona donde nació el presidente Tomáš Garrigue Masaryk. De aquí mi familia emigra a diferentes parte de la República Checa y Eslovaquia, está en Trnava y Bratislava”.

El abuelo Josef Kotásek, foto: archivo de E. KotásekEl abuelo Josef Kotásek, foto: archivo de E. Kotásek Además de las actividades puntuales mencionadas, la Asociación Tomáš Garrigue Masaryk celebra otros eventos de propagación de la cultura checa en México. Entre los planes para el 2015 destaca la cooperación con centros culturales de varios gobiernos locales.

La Asociación Tomás Garrigue Masaryk representa un importante punto de referencia para las relaciones culturales entre la República Checa y México.