Identificados los restos de Josef Toufar, cura torturado hasta la muerte en 1950

02-07-2015

Los forenses han identificado que los restos sacados de una fosa común en Praga pertenecieron a un cura torturado hasta la muerte por la policía secreta comunista. Sesenta y cinco años después, Josef Toufar ha recibido un entierro decente en la ciudad en la que fue acusado de fingir un milagro.

Josef Toufar, foto: ČTJosef Toufar, foto: ČT Los parroquianos de la iglesia en la ciudad de Číhošť en Vysočina, aseguraron haber sido testigos de un milagro, ya que observaron como una cruz se movía con voluntad propia durante una misa en diciembre de 1949. Las noticias empezaron a correr y este hecho fue conocido como el milagro de Číhošť.

En el clima de persecución que sufrían las iglesias checoslovacas en aquella época, la policía secreta del comunismo arrestó el mes siguiente al cura de 47 años que había oficiado aquella misa, el padre Josef Toufar.

La policía secreta comunista lo torturó brutalmente y le hicieron confesar que había fingido el movimiento de la cruz a las órdenes de Roma. Incluso le obligaron a aparecer en un escenario volviendo a representar el ‘milagro’ pero usando cuerdas para demostrar la falsedad del acontecimiento, estas imágenes serían utilizadas más adelante para una película de propaganda. El religioso murió al día siguiente.

Cementerio en Ďáblice, foto: ČT24Cementerio en Ďáblice, foto: ČT24 Su cuerpo fue arrojado a una fosa común en un cementerio en Ďáblice, Praga. La familia no fue informada de dónde estaban los restos de Toufar. Aun así, llevaron una campaña en 1954 para la exhumación de sus restos y poder darle un entierro decente como siempre habían deseado.

Recientes exámenes forenses de restos humanos parecen probar la pertenencia de estos al cura, la pelvis del esqueleto presenta marcas de una operación a la que Toufar tuvo que someterse y el ADN se corresponde con el de los miembros de su familia.

El cura Tomáš Petráček está siguiendo el caso con interés porque tiene intención de beatificar a Toufar.

“No tenemos muchas dudas, en realidad no tenemos ninguna duda, porque hay una clara evidencia arqueológica de que los restos eran suyos. El lugar donde se han encontrados los restos mortales corresponde exactamente con los registros guardados. Además hay pruebas de una operación en la cavidad abdominal, operación a la que sabemos se sometió. Así que estamos más o menos seguros. Pero una confirmación de todas estas expectativas sería un alivio”

Iglesia de Číhošť, foto: Tomáš Vodňanský, Radiodifusión checaIglesia de Číhošť, foto: Tomáš Vodňanský, Radiodifusión checa Josef Toufar será enterrado en la iglesia de Číhošť el 12 de julio, otros eventos están programados ese fin de semana en el pueblo a los que se espera que acudan miles de personas.

La exhumación fue aprobada por los concejales de Praga después de la petición por parte de la Iglesia Católica.

Anteriormente ya había habido diversas iniciativas para beatificar a Toufar por su negativa de testificar contra la Iglesia u otros miembros de la Iglesia bajo las torturas de la policía comunista.

02-07-2015