Grupo musical Rangers se recupera de la pérdida sufrida

25-02-2006

El popular grupo checo, Rangers, emprendió su primera gira artística después de la trágica pérdida sufrida a finales del año pasado. En noviembre el grupo se había presentado en Colombia. Al final de su estadía, los músicos decidieron descansar unos días en la isla de San Andrés. El cantante del grupo, Milan Dufek, falleció allí trágicamente en el mar.

Según indica Mirek Rihosek, otro de los integrantes de Rangers, después del fallecimiento de Dufek parecía que el grupo se iba a desintegrar para siempre. "Milan Dufek era la columna vertebral del elenco, además de ser el autor y el intérprete de la mayoría de las canciones. Pero al debatir el tema con otro antiguo miembro del grupo, Jan Vancura, llegamos a la conclusión que la mejor manera de recordar a nuestro fallecido compañero, era conservar el grupo Rangers".

Se procedió a la recomposición del elenco y, al cabo de pocos meses, los Rangers comenzaron a escribir un nuevo capítulo de su historia, realizando una gira artística por ciudades de la República Checa.

"Esta gira la titulamos "Un trotamundos con guitarra", rindiendo homenaje con ella a nuestro fallecido compañero y amigo, Milan Dufek. Y como él era una persona muy alegre, queremos que nuestras canciones ayuden a superar la tristeza de sus fans. No sabemos todavía si lograremos conservar el grupo y si el público nos seguirá fiel. Pero lo intentaremos", dijo Mirek Rihosek.

El grupo Rangers surgió en el año 1964. Dos estudiantes de la Escuela Superior Técnica de Praga acordaron entonces crear un grupo de música country. Realizaron un concurso entre los estudiantes y ya en 1965 ofrecieron su primer concierto en un centro deportivo de Praga. Su primer honorario fue un vaso de cerveza para cada músico y un plato de salchichas.

En el año 1967, el grupo Rangers ganó el festival nacional de música country, Porta, y a partir de entonces su popularidad fue creciendo rápidamente. En 1969 se hizo acreedor del premio al mejor grupo del año. Es natural que con el éxito de su música, los miembros de Rangers, todos ingenieros, abandonaron pronto su profesión de técnicos.

A lo largo de los más de cuarenta años de existencia del grupo, los Rangers ofrecieron miles de conciertos, grabaron un sinnúmero de discos y actuaron en decenas de países. Mirek Rihosek recuerda que uno de los mejores períodos del grupo fueron los años sesenta.

"Los comienzos fueron muy bonitos, teníamos mucho entusiasmo, muchos planes por delante y a nuestros conciertos asistía un inmenso número de personas. Y, lo más importante, naturalmente, es que entonces éramos jóvenes. Nuestras mejores canciones, que registran éxito hasta hoy en día, las hemos grabado entre 1968 y 1973".

En varias ocasiones el grupo Rangers actuó en países de América Latina: Argentina, Brasil, Cuba y Colombia. Y aunque la última estadía en Latinoamérica a finales del año 2005 tuvo un triste final por el trágico fallecimiento del cantante Milan Dufek, los miembros del grupo gustaban actuar en esa parte del mundo, según afirma Mirek Rihosek.

"América Latina siempre nos ha gustado y en especial a Milan Dufek. Le encantaba el modo de vida de los latinoamericanos, su temperamento y su música, tanto la andina como el tango y los mariachis. América Latina ha sido su destino. Independientemente de lo ocurrido, tenemos bellos recuerdos de los países latinoamericanos y hemos aprendido también unas cuantas palabras en español".

La actual gira artística por ciudades de la República Checa y que culminará en abril próximo en Praga, el grupo Rangers la realiza poco después de haber obtenido el Disco de Oro de la empresa discográfica checa Supraphon. Este premio el grupo Rangers lo conquistó por el álbum de las mejores canciones de toda su historia.

 

La ceramista checa, Sárka Radová, inauguró en Praga dos exposiciones de su obra. En una presenta sus esculturas de porcelana de mayores dimensiones y la otra, instalada en la Alcaldía del barrio Zizkov de Praga acerca la otra faceta de las creaciones de Radová - sus cuadros en relieve y otras creaciones menores.

La combinación de obras mayores con pequeños objetos de cerámica y cuadros en relieve en cuya realización la autora utiliza una masa especial de papel y la porcelana, son característicos para Sárka Radová.

"Para cada obra es importante su idea central, o sea, lo que el artista quiere transmitir a través de ella. La elección del material y del tamaño de la obra depende de esa idea central. Es por ello que a veces realizo obras monumentales y otras veces hago pequeños objetos de porcelana. Para mí resulta importante que el artista pueda adaptar su trabajo a su estado físico y psíquico momentáneo".

Durante años Sárka Radová se había dedicado a objetos menores de cerámica. Con el paso del tiempo se fue imponiendo en su obra cada vez más el cuerpo humano y la artista comenzó a experimentar con diversos materiales. La cerámica la enriqueció con masa de papel y luego también comenzó a utilizar el agua como artefacto decorativo en sus creaciones, denominando ese tipo de obras "piscinas".

En la alcaldía del barrio Zizkov de Praga se pueden ver muestras de las diversas técnicas utilizadas por la artista, incluidas las "piscinas", o sea, obras en las que Sárka Radová coloca las estatuillas de porcelana en recipientes con agua, así como los cuadros en relieve en los que combina la masa de papel con la porcelana.

"A veces me da la impresión que la porcelana es muy fría. La escogí por su blancura, color que me gusta para la realización de figuras y también por ser un material resistente y que a la vez tiene gran plasticidad. No obstante, a veces esa frialdad del material es lo que prevalece. Es por ello que comencé a combinar la porcelana con una masa especial de papel que es un material del que emana calor. Esto me permitió plasmarle a la porcelana un toque de ternura".

Sárka Radová proviene de una familia artística. Su abuelo fue un reconocido pintor de paisajes y sus padres son ceramistas. La artista se graduó en 1973 en la Escuela Superior de Artes y Oficios, de Praga, y desde el propio comienzo inclinó por la porcelana. Además de varias exposiciones nacionales, presentó su obra en Madrid, Munich, Viena, Estocolmo y otras ciudades.

La artista señala que su talento lo debe a las raíces artísticas familiares, pero que, no obstante, para ser un buen artista no basta con tener talento. "Hay que trabajar mucho e importante es también hallar la inspiración", sostiene. Las mejores fuentes de inspiración para Sárka Radová son las canciones y la poesía populares y la naturaleza. "Me fascina esa cierta tensión que se palpa entre la naturaleza y la civilización", matiza la artista.

Durante la reciente inauguración de la exposición de Sárka Radová en la Alcaldía de Praga, Zizkov, la vice alcalde, Milena Kozumplíková, destacó que las obras de esta artista atraen especialmente por tener un profundo mensaje humanista.

"Su obra es muy interesante y testimonia el gran talento de la artista. Lo que más aprecio es su sentido del material, la excelente combinación de diversos materiales. Muchas de las creaciones de Sárka Radová reflejan los sentimientos del hombre, estando llenas de optimismo y esperanza".

Las dos exposiciones de la obra de la ceramista checa Sárka Radová en Praga tendrán lugar hasta mediados de marzo.

Fotos: Ivana Vonderková

25-02-2006