Espinoso es el camino al mercado brasileño

01-10-2015

Imponerse en el mercado brasileño es cada vez más difícil. Aun así varias empresas checas lo están intentando y asisten a las ferias industriales del país sudamericano, como la efectuada recientemente en Belo Horizonte.

Un mercado obstruido

Exposibram 2015, foto: David Koubek / ČRoExposibram 2015, foto: David Koubek / ČRo Varias empresas checas levantaron su stand en la 16ª edición de la feria de técnica minera Exposibram de Belo Horizonte. Firmas checas están probando suerte en Brasil, a pesar de que se acabó el crecimiento económico brasileño de los últimos años y el país está sumergido en una recesión.

El camino al mercado local además está prácticamente obstruido para las empresas nuevas, según indicó el empresario Petr Holý.

“El mercado local ya está casi cerrado. Las compañías que están fabricando o extrayendo ya tienen su red de proveedores y es difícil colarse en ella. Pero aun así lo internamos”, dijo.

El decaído real brasileño, como una luz de faro

La caída de los precios de materias primas es una de las lacras que atormentan el sector minero de Brasil estos días. Por otro lado, el hundimiento del real brasileño significa una oportunidad para los exportadores.

“Es una ocasión para los que centren su atención en los sectores brasileños y saquen provecho del valor reducido de la moneda nacional, o sea, para los exportadores. Actualmente esto sucede en la agricultura, pero pronto se sumarán otros sectores”, indicó Alex Ivančo, de la sucursal de CzechTrade en Sao Paolo.

Argentina es más acogedora

Foto: fishtik / freeimagesFoto: fishtik / freeimages La situación es más favorable para empresas extranjeras en la vecina Argentina, indicó Jan Kovařík, de la empresa checa ZKL, uno de los cinco mayores exportadores de cojinetes a ese país.

“Las tasas de nacionalización oscilan en Argentina entre un 40% y un 45%. Los mismos requisitos en Brasil salen a un 70%. Es decir que Brasil defiende su mercado mucho más. Pero por otro lado, Argentina sufre un grave problema financiero y tiene escasez de divisas”, señaló.

El empresario agregó que en Brasil hay mayor competencia de empresas mayores y una gran presión en cuanto a los precios. A pesar de ello, está convencido de que aún existe la posibilidad de imponerse en el mercado de ese país latinoamericano.

01-10-2015