El proyecto Open Lives de historia oral digital y sus aplicaciones pedagógicas se presenta en Praga

05-06-2014

El profesor Antonio Martínez-Arboleda presentó durante las Jornadas sobre Hispanismo, Edición y Cultura Digital celebradas en Chequia el proyecto OpenLIVES Leeds, en el que utiliza las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías y la historia oral para el desarrollo de una pedagogía crítica en la enseñanza del español.

Antonio Martínez-Arboleda, foto: Universidad de LeedsAntonio Martínez-Arboleda, foto: Universidad de Leeds La tecnología digital puede aprovecharse para fines no únicamente lucrativos y servir de base para el desarrollo de las humanidades e incluso de una forma de enseñanza alternativa, como demostró en Praga el profesor español Antonio Martínez-Arboleda en la conferencia inaugural de las Jornadas sobre Hispanismo, Edición y Cultura Digital.

Martínez-Arboleda, actualmente en la universidad de Leeds, en Gran Bretaña, forma parte del proyecto OpenLIVES de historia oral, y concretamente de desarrollar sus aplicaciones prácticas. Se trata de un depositario digital on-line de testimonios orales que se nutre, por un lado, de las posibilidades técnicas que ofrece Internet, y por otro de las ayudas del Gobierno británico a la creación de plataformas para compartir documentos de todo tipo gratuitamente con fines académicos.

Una plataforma digital para la enseñanza de humanidades

De este modo OpenLIVES surge tras el encuentro del trabajo de una profesora española con la aplicación Humbox para el almacenaje y distribución gratuita de materiales educativos, como explica Martínez-Arboleda.

“Alicia Pozo Gutiérrez había hecho un proyecto de investigación sobre ‘Cuentos del Retorno’: las memorias y experiencias de españoles que habían salido de España y habían regresado. Alicia, con Darren Paffey, hizo unas 30 entrevistas siguiendo metodología histórica oral. Con ellas se hizo un trabajo de investigación sociológica, histórica. Esas entrevistas estaban, digamos, en una caja criando moho. Y entonces reconvirtieron las entrevistas para que legalmente pudieran ser compartidas como recursos educativos abiertos”.

La primera parte del proyecto consistió en la digitalización de las entrevistas y otros materiales complementarios, como dibujos y fotografías, y su subida al sistema. A continuación se decidió darles algún tipo de utilidad pedagógica y plantear aplicaciones prácticas, comenta Antonio Martínez-Arboleda.

“Luego la segunda parte del proyecto OpenLIVES consistía en crear aplicaciones pedagógicas para que estudiantes de humanidades de todo tipo, de ciencias sociales, lengua por supuesto, pudieran hacer trabajos utilizando esas entrevistas. Y que los profesores pudieran diseñar actividades de aprendizaje sobre economía, emigración, historia oral, política… Porque las entrevistas son tan ricas que puedes ir navegando, recorrer la historia de los años 30, 40 y 50 de Europa por las entrevistas”.

HumboxHumbox Aquí es donde entra en escena la participación del profesor Martínez-Arboleda, que decidió aprovechar los materiales para reinventar la asignatura de Español con Fines Específicos-Humanidades que imparte en la Universidad de Leeds. Los estudiantes, de nivel avanzado, trabajan durante todo el curso con una selección de estos testimonios orales.

“Entonces los estudiantes interactúan con esos materiales y con unos recursos que yo he creado para prepararse para una reflexión escrita en la que tienen que integrar lo que han aprendido escuchando esas entrevistas con lo que van a hacer a continuación. Los alumnos ponen después unos anuncios en Leeds. Es una ciudad bastante grande, tiene 800.000 habitantes, y está recibiendo a muchísimos españoles que están huyendo de la crisis económica. En los anuncios buscamos personas que quieran contarnos su historia de emigración e integración, o no integración, en Leeds”, explicó.

Cuando el estudiante se convierte en creador

Después de un segundo ensayo, los estudiantes han de poner en práctica lo aprendido y generar unos materiales de historia oral que, aunque con un enfoque personalizado, partan de las entrevistas de OpenLIVES.

“El objetivo último es que los estudiantes produzcan un audio-documental en el que integren extractos de las entrevistas antiguas, del Humbox, con extractos de las entrevistas que ellos mismos han hecho. Es un documental de unos 20 minutos y el objetivo es que sea publicable. Mi papel como profesor en un momento dado se convierte en el de editor”, continuó Martínez-Arboleda.

La asignatura conjuga así la lengua española con un amplio abanico de ciencias sociales, desde la historia a la sociología, pasando por supuesto por la economía o el análisis del discurso. La dimensión digital de la experiencia acerca además el trabajo de estudiantes y profesor a la llamada pedagogía crítica, es decir, a un tipo de formación alternativa al sistema establecido y opuesta a la creciente mercantilización de la enseñanza.

Un paso más hacia la pedagogía crítica

Antonio Martínez-Arboleda en České Budějovice, foto: Carlos FerrerAntonio Martínez-Arboleda en České Budějovice, foto: Carlos Ferrer En opinión de Martínez-Arboleda docentes y alumnos deberían reaccionar a la transformación de las universidades en un negocio y de los estudiantes en consumidores, y luchar por que la educación tenga objetivos no directamente relacionados con las necesidades del sistema económico y se atengan, por ejemplo, al desarrollo humano de los universitarios.

Una aproximación como la expuesta tiene a su parecer las suficientes características críticas para servir como modelo o inspiración en este sentido.

“Lo primero de todo: se trata de historia oral. La historia oral de por sí es crítica con la historia tradicional. Desde luego que no niega la necesidad de otro tipo de historia, pero presenta un complemento, incluso una alternativa a las grandes narraciones que buscan presentar la historia como unos grandes procesos a lo largo del tiempo”, señaló el profesor.

Por otro lado, es crucial que los estudiantes salgan de las aulas y se entrevisten a pie de calle con las víctimas del sistema, en este caso jóvenes españoles que han visto frustrada su vida profesional.

“Porque de pronto al estudiante lo estás poniendo en una relación personal y epistemológica con un fenómeno al que por desgracia no tendría ningún tipo de posibilidad de acceso a través de los medios de comunicación normales”, prosiguió.

Al mismo tiempo el estudiante toma protagonismo, se convierte en productor y actor, no solo en analista, lo que refuerza su papel de transformador social. Además, el mismo hecho de crear un producto audiovisual pone en entredicho el predominio del ensayo como prueba académica.

La ponencia de Antonio Martínez-Arboleda tuvo lugar en la Universidad Carolina de Praga y formó parte de la primera sesión de las Jornadas sobre Hispanismo, Edición y Cultura Digital que a lo largo de cuatro días trataron el encuentro de nuevas tecnologías y humanidades en Praga y České Budějovice.

05-06-2014